domingo, 24 de septiembre de 2017

¿Qué le pasa al empleo en España?

¡BUENOS DÍAS!

Llegamos a los albores de una de las estaciones más mágicas de todo el año, el otoño, una de esas épocas realmente maravillosas, el tránsito del cálido verano a las temperaturas más frescas.

He estado unas semanas sin publicar pero la espera ha merecido la pena porque vengo con un artículo la mar de interesante, hablando de algo muy necesario que nos incumbe a toda la sociedad y que es una de las mayores preocupaciones de todos los ciudadanos por no decir la que más.

Hace unos días tuve la posibilidad de estar presente en una entrevista en la que intervinieron el Director de la OIT en España, Joaquín Nieto y un Doctor en Derecho Laboral de la Universidad Autónoma de Madrid, Ricardo Morón y de esa conversación saqué conclusiones y una reflexión de gran interés.

El último jueves de agosto denominado "jueves negro" puso fin a más de 300.000 empleados en toda España, se dice que ha sido el peor agosto desde 2008 y la jornada con mayor destrucción de empleo de la historia.

El paro en la Comunidad de Madrid registra más de 383.000 desempleados y respecto al mes anterior hay 3865 parados más. Por otra parte el número de jóvenes en desempleo en nuestra Comunidad se sitúa en 128.800 y la tasa de paro juvenil está en torno al 27%.

La economía española crece a un ritmo del 3%, se crea mucho empleo pero de muy baja calidad por lo que la productividad es muy reducida. Los empleos temporales son los que crecen más y la tasa de temporalidad ha repuntado con un 25,7%, la más elevada desde el año 2008.

Aunque sin duda la circunstancia más negativa del desempleo en España es el fuerte peso del paro de larga duración y la elevada tasa de paro de los jóvenes con un 44%, la segunda más alta de toda la Unión Europea, al mismo tiempo que el gran número de mayores de 45 que están parados y con una situación complicada al tener que lidiar tal circunstancia con sus circunstancias y vida personal.

Sin duda todos los procesos de cambio que se han producido han incidido en el desarrollo y situación del empleo, como el proceso de digitalización, la globalización o el fuerte indicio del capitalismo y han provocado que la calidad del empleo se vea profundamente afectada.

Además la devaluación salarial, el alto nivel de desempleo, la gran precariedad del empleo que se crea y el recorte de las prestaciones sociales han provocado un aumento de los niveles de pobreza y de exclusión social y por tanto un grave incremento de las desigualdades. El 48,5% de las personas en situación de desempleo está en riesgo de pobreza y llega al 62% si se añade el riesgo de exclusión social.

Nuestro país es el segundo de la Unión Europea con mayor índice de desempleo y este es un dato que debemos tener muy en cuenta y ser conscientes de ello para contribuir en la medida de lo posible y luchar porque cambien las políticas, las cifras, los actores sociales y la sociedad.

Hay un nefasto reparto de empleo en nuestro país, hay un problema de oferta de empleo producido por una crisis en la manera de gobernar la economía y los modelos productivos, por ello se necesitan políticas específicas e iniciativas que contribuyan a la mejora del mundo laboral.

Es de vital relevancia para el futuro laboral cualificar mejor el trabajo y generar un empleo sano, al mismo tiempo que apostar e invertir en la formación y construir un eficiente sistema educativo.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)


Podéis seguirme en:


Twitter: @PaujournalisteB
Instagram: Paujournaliste

"En un mundo en el que la gente viste trajes ya confeccionados, si eres extraordinariamente grande, tanto peor para ti."



Image and video hosting by TinyPic