domingo, 18 de junio de 2017

Entrevista a María Bravo; Una joven escritora que surca el mundo de las letras

¡BUENOS DÍAS!

Rozando el ecuador de la primera mitad del año y a punto de estrenar el verano, no queda otra que combatir estas calurosas temperaturas con mucha agua, rica fruta, zumos, infusiones bien fresquitas y letras, nada mejor para el calor que sumergirse en una buena lectura.

Esta semana os traigo una publicación muy especial, arrancamos la sección Entrevistas del Blog con muchas ganas y entusiasmo. En la primera entrevista de este año me gustaría presentaros a María Bravo, una joven y cautivadora escritora, que ya cuenta en su trayectoria con dos novelas publicadas. 

Un interesante encuentro con una mujer muy cultural y polifacética que combina su trabajo entre letras en diversas vertientes; Librería, escritura, corrección de textos y trabajos además de su interesante trabajo en su Blog literario "La Boca del libro". Con ella hablamos de Cultura, Literatura, de sus principios, su momento y sus sueños. Reivindicamos, hablamos, pensamos, reflexionamos pero ante todo soñamos, con un presente mejor y un futuro más certero. Espero que disfrutéis mucho de la entrevista casi tanto como yo de poder escribirla y realizarla. 

¡Muchísimas gracias María! 

- ¿Cómo descubriste la Literatura y la Cultura? 
Pues en mi caso fue curioso porque empecé a leer libros de adultos a los dieciocho años. Anteriormente, no me gustaba leer. Mi poso literario eran los libros de El barco de vapor, hasta que un día me cansé de todo aquello y me dije que tenía que leer literatura para adultos. De tal forma, cogí el libro más gordo de casa: Los pilares de la tierra, de Ken Follett. Digamos que quise ponerme a prueba. Ese fue el principio de un amor destinado a entenderse. La Cultura, vino sola. No hizo falta forzarla.

- ¿Cómo describirías tus primeras experiencias con el universo artístico? 
Desde niña me he inclinado más por las Letras que por las Ciencias. Era malísima en matemáticas. Finalmente opté por la escritura de una forma natural.  


- Tu verdadera vocación se encuentra en el mundo de la Literatura o, ¿tienes otras inquietudes e     intereses? 
Claro que sí. No me gusta cuando se dice “yo solo valgo para esto”. Creo que lo bonito de la vida es probar distintos palos dentro del mismo campo, en este caso cultural. Mi otra gran pasión es el cine, intento ver tres películas, mínimo, cada semana. Me enriquece mucho, no solo desde el punto de vista literario. También adoro la astronomía, el ballet y el senderismo. Tengo un 50 % de alma rural, ¿qué se le va a hacer?

- ¿Qué es lo que se despertó en ti para llegar a convertirte en escritora? 
Cualquier despertar viene provocado por una necesidad. En mi caso, fue la necesidad de escribir, probar y experimentar. Mi primera novela la escribí con 21 años, y para mí fue un reto, y actualmente la veo como un borrador, la base de mi experiencia.

- ¿Qué destacarías de tu carrera y en especial de tu formación como profesional de la Literatura? 
Siempre hay que estar en constante renovación e ir aprendiendo. Es increíble cuando te das cuenta que jamás podrás conocer todo el plantel literario que existe, pero el descubrimiento es un camino bonito dentro tu profesión.


Cualquier despertar viene provocado por una necesidad


- ¿Qué fue lo que hizo que quisieras dedicarte al mundo de las letras profesionalmente? 
Supongo que había que escoger un camino con el que te sintieras afín, y yo me decanté por las Letras. Cierto es que es uno de los que menos dinero aporta (aunque según qué casos). Uno de mis oficios es la corrección académica, a la que adoro y tengo mucho respeto. Lo dicho, cuantos más palos toques dentro de la cadena, mejor. Soy correctora desde hace años. Lo que me hace continuar cada día en esto son las ganas de seguir conociendo autores, corrigiendo y formando parte de un mundo que me aporta de una manera incalculable.

- En tu formación has tocado distintas disciplinas, ¿cuál de ellas es con la que te identificas más? 
Me licencié en Historia del Arte. Es una gran carrera para asentar cultura, desde luego. Después me licencié en Filología Hispánica y fui intercalando cursos de edición, corrección y maquetación. Todavía no te puedo decir que me identifique con un solo camino porque sigo cogiendo experiencia, todo relacionado con los libros, eso sí. Lo que le falta a uno, el otro lo tiene y viceversa.  


- ¿Cuáles fueron tus pasos y cómo fue tu camino antes de iniciarte profesionalmente en el mundo de la Literatura? 
Como digo, la escritura siempre me ha acompañado, pero a los dieciocho, diecinueve se creó en mí un despertar cultural importante. Yo quería haber estudiado Periodismo porque me gustaba escribir (sin saber nada del mundo académico), pero cuando probé Arte, no me quise cambiar. No me arrepiento.

- ¿Cuál es la expresión artística y literaria por la que más te decantas? 
En la etapa adolescente escribía y leía mucha poesía, pero pronto la dejé atrás. Escribo novela y relato corto. Y si lo acotamos aún más, el 95 % de mis lecturas, son novelas, el resto ensayo, poesía y teatro. 

- ¿Cómo se vive lo de ser una mujer escritora en nuestro país? 
De lo que te puedo hablar es de mi experiencia como entrevistadora en mi blog, La boca del libro. De diez escritores a los que entrevisto sobre sus novelas recientemente salidas al mercado, solo una de ellas es mujer. Sé que hay muchas mujeres que escriben, pero ver esas cifras me da que pensar. Necesitamos más mujeres en las letras españolas.


Hoy en día la Literatura rivaliza con otros entretenimientos


- ¿Qué es lo que más te atrae de poder crear? y ¿lo más interesante de tu trabajo? 
Si te refieres a la escritura, te digo que yo no siento que mis libros sean mis hijos (muchos de ellos malcriados, por cierto), más bien tengo la sensación de que esos libros ya están escritos y yo solo tengo que dar voz a los personajes. Me siento al servicio de mis historias. Por lo tanto, el hecho de ver el trabajo terminado es placentero para ambas partes: por el libro y por mí. Sobre mi faceta como correctora, lo que más fascina es conocer cada regla y norma ortográfica con sus correspondientes excepciones.


- La Cultura es protagonista en tu vida, ¿qué otro ámbito te suscita interés y curiosidad? 
El ballet me apasiona, de hecho, en la novela actual que estoy escribiendo me meto de lleno en el ballet clásico. Me he tenido que documentar, hacer entrevistas y ver muchos ballets, algunos en vivo y otros en vídeo. Es un mundo tan rígido como bello. La astronomía también es una de mis aficiones. Hay cosas muy raras en nuestra vía láctea, como el hexágono en el polo norte de Saturno.

- ¿Hasta qué punto consideras que la educación de la Literatura puede ser beneficiosa para niños y adultos? Es un tema complicado, porque hoy en día la Literatura rivaliza con otros entretenimientos (cine, televisión, videojuegos). En ellos, no se necesita tanto esfuerzo mental como leer un libro, donde la concentración debe ser mayor. Con ello quiero decir que no se puede obligar a nadie a leer. Para mí es beneficiosa porque aprendes mil cosas que se enlazan en tu mente: aspecto cultural, emocional, económico… Por último, haría más hincapié en la lectura para adultos. Creemos que son los niños los que tienen que leer, pero en la actualidad, el sector del libro infantil y juvenil es más potente que el de adultos. Hagamos que los adultos lean y a los niños les será más fácil coger un libro.


- Observando la realidad actual, ¿qué opinión tienes de la Cultura en España y en especial del ámbito de las letras? 
Hay mucha gente maravillosa que se dedica a promocionar la cultura. Gente que no pertenece a los gobiernos, por supuesto. El hecho de que suban el IVA al 21 % es una salvajada. En España falta mucha cultura ciudadana, pero eso viene con el tiempo. No podemos cambiar las mentes de un año para otro.  

- ¿Cómo consideras que es la relación entre los medios de comunicación y el mundo literario? 
En la televisión no existe la literatura más allá de Página Dos o Convénzeme (no soporto que justifiquen la mala ortografía en el márketing, ya aprovecho para decirlo), en la radio y en la prensa escrita ocurre lo mismo. Es algo irrisorio. Parece que la literatura no existe más allá de las librerías y las ferias del libro. Además, los medios siempre promocionan a los mismos (así como en las nominaciones a   los Goya siempre aparecen las mismas películas).


Necesitamos más mujeres en las letras españolas


-  ¿Qué opinas del papel que se le da a la Literatura en medios de comunicación y en la publicidad?; ¿Cómo debería ser bajo tu opinión? 
La televisión es uno de los medios de comunicación más poderosos que hay, así que si la gente no ve literatura, no lee. Y en la publicidad ocurre lo mismo. Necesitamos crear campañas y más eventos literarios de puertas para fuera y no solo de autores prestigiosos. Creo que vamos por el buen camino. Actualmente hay muchos talleres de lectura y escritura en las bibliotecas. Poco a poco tenemos que construir una base literaria sólida. Pero para eso hay que reglar muchas cosas: las autoediciones, las distribuciones de libros, cómo filtrar las subidas de libros a Amazon. Hay demasiadas cosas en un cajón desastre difícil de determinar. 

- ¿Por qué piensas que la Literatura en nuestro país tiene un cierto papel residual pero que a la vez choca con esa gran avalancha de libros publicados? 
Simplemente porque somos muchos. En España se escribe y se publican muchos más libros de los que se leen. Según las estadísticas, se publica una media de 300 libros al día. Imagínate leer todo eso. En Amazon, por ejemplo, no hay filtro, se publican cosas maravillosas que contrastan con la brutalidad más absoluta. Entonces, hay tanta demanda que a veces el lector no sabe por qué decantarse.

- Cuál consideras que sería la solución ante la falta de interés por la lectura en todas las personas, bien sean, niños o adultos. 
Yo me centro en los adultos. Quizá porque la mayoría piensa en los niños y en el papel que se le da a la literatura en el colegio (en mi opinión, un papel aburrido y totalmente academicista). No creo que encontremos una solución en dos días, porque el ser humano es lento para los cambios, pero yo creo que está en hacer la literatura asequible a todo el mundo, no dar la imagen de pedantería. Ofrecerla de una manera amena y entendible sin altas esferas de por medio.


- La gente desconoce muchas veces lo propio y autóctono, ¿por qué crees que se presta más atención al arte fuera de nuestras fronteras?; ¿Qué está fallando en España para que no sepamos apreciar ni valorar los tesoros que tenemos? 
Creo que el principal problema es la falta de empatía. Creemos que lo nuestro es mejor, y eso equivale a pisar al de al lado. Fuera de España se trabaja de una manera colectiva sana con notables resultados. También está el hecho de la calidad. Por ejemplo, por el Premio Planeta, uno de los más prestigiosos de nuestro país, otorgan un cheque por valor de 601.000 euros. Todo es puro márketing amañado (acuérdate de las declaraciones de Juan Marsé para El País). Si lo comparamos con Francia, uno de sus premios más prestigiosos es el Goncourt. ¿Sabes cuál es la cuantía? 10 euros. Apuestan tanto por la calidad literaria que saben que se va a rentabilizar con el número de copias que se van a vender. Creo que esas cifras describen parte de la situación que estamos viviendo.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste

Pobres son aquellos que precisan mucho



Image and video hosting by TinyPic