domingo, 12 de marzo de 2017

Análisis del significante mujer en Kill Bill


¡BUENAS TARDES!


Si por algo se caracteriza el mes de marzo es por la belleza que transmite el ocaso del invierno y sus bellos atardeceres y es un tiempo maravilloso, así que aprovechemos esta tregua que nos dan las temperaturas antes de que el frío nos vuelva a visitar.

Esta semana toca una entrada cultural y ya que hace tiempo que no hablo de cine pues hoy vengo con un análisis fílmico, tratando unas de las que se han convertido en mis películas predilectas desde que comencé a analizar en profundidad el cine del Director Quentin Tarantino. Me estoy refiriendo en cuestión a la saga Kill Bill y aprovechando que esta semana se ha celebrado el Día de la Mujer, voy a analizar las distintas perspectivas del significante mujer en su trayecto en busca de la identidad femenina. Algo muy interesante y que deseo os interese tanto como a mi.

Kill Bill
 es una película asignada dentro de lo que denomina como cine neo noir, aunque también se cataloga dentro de los géneros de acción y suspense. Escrita y dirigida por Tarantino, está dividida en dos partes, denominadas como volumen I y volumen II. Ambas películas fueron bien recibidas por la crítica, muchos destacando su estilo de dirección y su homenaje a géneros cinematográficos como las películas de artes marciales, de samuráis, western, violencia, cine negro, entre otros.

La saga Kill Bill se encuadra dentro del cine postmoderno, en el que se suelen coger citas y similitudes del cine clásico, a la vez que se actualizan las formas del lenguaje comúnmente aceptadas. La parodia es una de las características más destacadas tanto del cine postmoderno como en especial de los filmes realizados por Quentin Tarantino, es una figura retórica y no tiene porque ser cómica, pero suele hacer referencia a algún discurso narrativo clásico. El lenguaje es utilizado como la capacidad simbólica que tiene el ser humano, lo que hace es someter lo real a una organización o estructura. El cine entendido como reflejo especular del imaginario colectivo. Está caracterizado por una gran dosis de acción, aprovechando las nuevas tecnologías con formas narrativas influenciadas por la televisión, los spots publicitarios y los videoclips, convirtiendo así las más de las veces lo accesorio en principal, con la consolidación de las artes marciales, las películas de acción comerciales se apoderan del mercado.

Los estudios cinematográficos sobre este género de filmes, cine neo noir también denominado cine negro postmoderno sitúan este arquetipo de mujer guerrera como un rol tradicionalmente asignado a hombres y con un fuerte carácter masculinista. Considero que la secuela de Kill Bill  responde a la cuestión humana de la identidad, la protagonista se cuestiona su propio yo y su identidad femenina. Se muestra una representación simbólica del concepto mujer. Centrándonos en la narrativa audiovisual, el significante mujer tiene como hecho destacado el que la mujer sea el sujeto de la acción que conduce el relato en todo momento, la mujer se convierte en sujeto de la acción de una trama femenina. Ella es la aspirante a heroína de la historia y a través de su trayecto de investigación llega al objeto último que es resolver una crisis de identidad.

Ya que el comportamiento del personaje tanto como los deseos o aspiraciones que lo motivan, estructura un discurso ideológico coherente acerca del triunfo social, de la sexualidad, de la mujer, de la venganza. No solamente se estudia el significante mujer en la protagonista, sino que hay tres mujeres más que tienen gran predominio en el relato fílmico y que se van a relacionar con la búsqueda identitaria de la mujer protagonista.

La protagonista resuelve su crisis de identidad a través del viaje que inicia una vez despierta del coma de cuatro años y se da cuenta de que ha perdido a su bebé, así que comienza un viaje vital que le ayudará a conocerse a sí misma y a descubrir su identidad femenina, como mujer y como madre.
Su trayecto en busca de su identidad femenina se simboliza en su objeto de deseo que es el amor –personalizado por Bill- y el ser madre –la pérdida de su bebé-. Así comienza un viaje caracterizado por una implacable venganza y el deseo de reencontrarse con su amor –ahora odiado- para poder acabar con su agonía. Pero finalmente acabará con su amor terrenal hacia un hombre y recuperará a lo que tanto anhelaba y su verdadero objeto de deseo, que es su bebé, su hija y que siempre le recordará al que fue el amor de su vida –Bill-.

El objeto de deseo de la mujer protagonista es sin duda Bill, que es su máximo objetivo dentro de la implacable venganza que lleva a cabo, pero no solo en plano vengativo y criminal, sino que también es su deseo, porque es el amor de su vida, el que la ha enseñado, el padre que no ha tenido, es un amor idealizado y puro, por el que hubiera dado incluso su vida. A lo largo del relato veremos como la mujer protagonista irá teniendo también otros objetos de deseo, como la catana de su maestro Hatori Hanzom, los distintos objetivos con los que desea encontrarse y poderse vengar, las enseñanzas de su maestro Pai Mei y por supuesto el otro objeto de deseo que será el mayor junto con Bill, será su bebé y que hace que se equilibren en una balanza –Bill en el lado malo y su hija en el lado bueno- ella está en medio y vela por lo dos.

Amaba a su hija, aún antes de tenerla, era la parte buena de Bill, lo que siempre quedará de él, la pequeña hace que se dé cuenta de que quiere cambiar su vida y en el fondo sea el embarazo y las nefastas consecuencias, las que hacen que en su venganza, ella emprenda el viaje, que le cambiará su vida, que inicie su trayecto de investigación para llegar hasta Bill, que ejecute su venganza y a la vez vaya borrando todo su pasado para llegar a su presente, un trayecto en busca de su propia identidad como mujer y como madre.

Otra de las conclusiones a las que se llega con el análisis fílmico es el desdoblamiento de la mujer sujeto en el personaje femenino de Elle Driver, son dos mujeres rubias, poderosas, guerreras, vengadoras, seductoras y atractivas, ambas aman a Bill y sienten predilección por similares objetos de deseo, como las catanas, las artes marciales, el mismo hombre, el mal. También las dos han sido discípulas del maestro Pai Mei, en este sentido se aprecia la figura del doble y un posterior desdoblamiento del personaje de Beatrix, incluso en alguna escena aparece la pantalla dividida, mostrando a las dos mujeres en pantalla y potenciando esta dualidad y este desdoblamiento mencionado. Pero Elle estará identificada con un arquetipo de mujer fatal  femme fatale, su cabello ondulado y alborotado –similar al de Pandora- y su canto en forma de silbido –en comparación al canto de las sirenas- redundarán está caracterización que terminará con un destino fatal. En cambio Beatrix es un ángel, una diosa, como ya se menciona en varias secuencias a lo largo de la historia, tiene corazón y sentimientos, entonces esta figura de desdoblamiento y del doble contrastará con el dualismo presentado.

Kill Bill simboliza el final de un largo trayecto, el último objetivo de la protagonista, el reencuentro con un gran amor –convertido en enemigo-, la dualidad entre el bien y el mal, el amor y el odio. Matar a Bill es saldar la última cuenta de la mujer protagonista, terminar con su “mala vida” y empezar de cero, habiéndose adentrado en el significante mujer en sus distintas perspectivas; mujer guerrera, mujer vengadora, mujer esposa, mujer hija, mujer alumna, mujer madre, mujer amante, mujer investigadora y habiendo descubierto su identidad femenina culminada con el encuentro de su bebé y el inicio de su maternidad –uno de sus mayores objetos de deseo-.

Kill Bill propone un rompimiento consigo mismo, las dos películas son un reflejo, una es el espejo de la otra. En el primer volumen se centra el viaje en una la eliminación de sus objetivos, una gran masacre, una venganza violenta, pero en el volumen dos abandona todo divismo y sorprende por su carácter sereno y plácido, la venganza es aún mayor si cabe porque como bien dice en el primera secuencia va a matar a Bill, pero será una venganza meditada, un final de viaje inesperado. Considero que es una secuela fusionada entre cine de género extremo, gore y cine de autor, es un cine criminal autodidacta.

En el análisis fílmico, se llega a la conclusión de la destacada importancia que tiene la perdida, no solo para el relato sino para la protagonista. Ella es huérfana de padres o al menos eso es lo que se presupone, sus padres o están muertos o ella ha sido abandonada, ahí se muestra la soledad de la mujer sujeto. Bill llega a ella como una salvación, es el padre que nunca tuvo –la diferencia de edad es uno de los hechos notorios que muestran este aspecto- lo tiene idealizado y lo ama, pero lo ama no solo idílicamente sino que siente ese deseo pasional y sexual, algo más terrenal que hace que ambos enamoren y tengan una relación, fruto de ese amor ella se queda embarazada. Pero aún sintiendo el amor que siente hacia él nunca perdonará la masacre que hizo en el ensayo de su futura boda y el tiro que le pego, por eso sentirá la necesidad dentro de su ser de la venganza. Otra de las perdidas destacadas es la de su bebé –recordemos que ella no es consciente de que su hija vive, hasta el último momento del relato fílmico-, es una de las mayores pérdidas que siente junto a la Bill.

Es una película de gran complejidad argumental y belleza estética, con desmadrada violencia y un negrísimo sentido del humor, lo que sirve para actualizar personajes y temas del noir y del western, a la vez que posee una estructura narrativa extraordinariamente elaborada, con innovadores soluciones visuales e inspirándose en grandes clásicos. Y si algo he de destacar es que sin lujos ni excesos, se expone la visión de la aventura como un viaje no solamente físico, también sensorial, anímico y moral. La mujer protagonista realiza a lo largo de todo el trayecto fílmico un gran viaje “personal” que le llevará a la búsqueda interna de su identidad femenina y al ferviente deseo de la maternidad, algo sin duda de gran interés en el lenguaje audiovisual y cinematográfico que ayuda a constituir y a entender el imaginario colectivo social, cultural y femenino.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Instagram: Paujournaliste
 ¡Demasiada hipocresía reinando por el mundo!

Image and video hosting by TinyPic