domingo, 28 de agosto de 2016

¿Qué está ocurriendo con la sociedad?

¡BUENOS DÍAS!


Terminando el mes por excelencia del caluroso verano y dando ya casi la bienvenida al apasionante septiembre, es de obligación disfrutar los días que nos quedan.

Esta semana me gustaría tratar un tema del que llevo reflexionando ya un tiempo y tenía bastantes ganas de comentar al respecto y hacer una breve reflexión. 
Pero antes me gustaría plantear seriamente esta cuestión.

¿Qué está ocurriendo con la sociedad?


Y por continuar planteando interrogantes; ¿acaso se nos ha ido la cabeza por completo?, me gustaría saber que es lo que ocurre para que todo el mundo se haya vuelto hacia si mismo de una forma tan exacerbada y con tal ahínco que ahora solo capte la atención de las personas las miles de pantallas con las que vivimos.

Llevo ya meses en los que al pasear me doy cuenta de la cruda realidad que invade nuestro mundo y que sin duda somos nosotros los responsables, ya que estamos dejando que las pantallas invadan nuestra vida hasta el punto de perdernos todo lo bueno y maravilloso que ocurre a nuestro alrededor y enfrente de nuestros ojos, que los tenemos esclavos de una ceguera demasiado peligrosa.

De un tiempo a esta parte estoy pensando que realmente nos estamos volviendo más manipulables y por tanto estamos mucho más manipulados. La falta de comunicación es cada vez más notable y esto debe ser la señal de alarma para reaccionar. El individualismo cada vez más férreo, unido a la fuerte dependencia hacia las nuevas tecnologías nos está haciendo menos libres pese a que a priori pueda parecer justo lo contrario.

Es una realidad que la revolución tecnológica ha quebrado las barreras espacio tiempo pero el mal uso de los medios de comunicación está haciendo mella y una de las más devastadoras consecuencias es la  
enorme deshumanización presente en nuestra sociedad y que como resultado está fracturando las relaciones personales.

Por ello debemos ser conscientes de que el tiempo es algo único, de enorme valor e irrecuperable y como tal debemos dedicar más tiempo y de mayor calidad tanto a las personas como a las cosas que nos apasionen. Las nuevas tecnologías son fundamentales y la presente revolución tecnológica es de gran utilidad si la sabemos emplear con sabiduría y consciencia y por supuesto como en todo en el término medio está la justa medida y como bien decían los clásicos, la virtud.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Instagram: Paujournaliste

El presente es la tierra fértil desde donde labramos el mañana

Image and video hosting by TinyPic