domingo, 6 de diciembre de 2015

Dar valor al Periodismo

BUENOS DÍAS!!!
 
Prácticamente en el ocaso del año, es tiempo para aprovechar este dulce otoño que estamos teniendo y disfrutar del fin de semana y del puente los que tengáis la suerte de tenerlo.
 
Llevo un par de semanas sin poder actualizar, ya sabéis que la vida de un estudiante que está en el sprint final de sus estudios, con distintos proyectos entre manos, es muy ajetreada. Como os podréis imaginar no dispongo del tiempo que me gustaría pero siempre que lo tengo, aprovecho para hacer una de las cosas que más me apasionan, escribir y compartir en mi pequeño y humilde espacio mis impresiones.
 

Hoy como ya os mencioné hace unos días, os vengo a hablar de un tema periodístico que tenía pendiente desde hace algún tiempo. Me gustaría compartirlo con vosotros, ya sabéis que el Periodismo es el tema predilecto en el Blog y el eje fundamental, así que siempre estoy dispuesta a abordarlo. Esta vez desde otra perspectiva.

 
Hace ya un tiempo que me enteré que los periodistas freelance o lo que viene a ser lo mismo personas que trabajan por cuenta propia, -pudiendo ser o no autónomos, todo depende del salario que perciban-, no están categorizados como debieran dentro de la rama que describe su profesión y la acividad que desarrollan y ejercen. Si no que aparecen dentro de la rama de profesiones liberales, hasta este punto todo en orden, ya que el Periodismo desde hace siglos se cataloga dentro de esta. Pero la gravedad viene dada cuando dentro de este apartado en vez de venir reflejada la profesión periodística, se nos define como "artesanos, ceramistas, escultores y pintores". Cuando me enteré de esta realidad me quedé perpeja, no podía creer que una profesión tan noble, antigua e importante para la sociedad y la democracia no tuviera un grupo específico dentro de las actividades profesionales, algo tan simple como que esté bien definida, así de fácil, que si somos periodistas, aparezca lo que somos y en lo qué trabajamos, que se nos reconoca. Tan sencillo y fácil como poner que somos periodistas, algo completamente lógico y una obviedad.
 

Es necesario adaptar la legislación a los cambios

 
El Periodismo es un sector que ha cambiado considerablemente a raíz de la crisis económica, financiera y del propio sector en la que se ha visto sumida. Aún así es un sector que permanece en un cambio constante, debido a las nuevas teconologías, a la reconversión digital y al cambio de paradigma y de modelo en el ámbito de la comunicación. Esto ha provocado que el número de autónomos sea superior al de trabajadores que trabajan por cuenta ajena, ya que ha sufrido una gran sangría de puestos de trabajo y de cierres de medios, desde el año 2008.
 
Por tanto considero que es una necesidad y una prioridad establecer dentro de las actividades profesionales una agrupación específica para periodistas y profesionales relacionados con el sector de la comunicación. Hoy día es una realidad los miles de profesionales que ejercen la actividad profesional por cuenta propia y en especial en el mundo del periodismo, que debido a la convulsión de los últimos tiempos, son muchos los periodistas que trabajan por su cuenta, Resultando por tanto imprescindible que puedan encuadrarse en un epígrafe fiscal adecuado, ya que no puede permitirse que personas que ejercen una profesión calificada como base y sustento del propio sistema democrático, no dispongan de una denominación y definición que regule y reconozca a todos los periodistas y comunicadores que ejercen su trabajo de forma propia.

La Federación de Asociaciones de Prensa de España también ha puesto cartas en el asunto y ha reclamado un grupo para periodistas dentro de las actividades profesionales del impuesto sobre actividades económicas. Es esencial que el periodismo se agrupe específicamente y que se incluya un grupo concreto para los profesionales que ejercen el periodismo por cuenta propia.

 
 

  Si la profesión no está regulada, ni reconocida ni salvaguardada,

¿cómo va a funcionar el periodismo?

 
Por tanto es lamentable y en definitiva una lastima que el Gobierno no impulse el sector periodísticonecesario y estratégico en el sustento de una democracia,  ya que de esta forma se produce una gran pérdida de valor  no solo del periodismo como tal sino de elementos tan importantes como el pluralismo o la independencia. Los periodistas ejercemos una importante actividad social calificada como tal por la propia Constitución Española, específicamente en su artículo 20, -la ley regulará el derecho a la clausula de conciencia y al ejercicio profesional-.
 
Se debe empezar a prestar más relevancia y preocupación por el periodismo, ya que en los últimos años se ha degradado e infravalorado en gran medida. Considero una obligación que el gobierno y los grupos parlamentarios fomenten y reconozcan la profesión periodística, así como que tomen medidas que regulen y salvaguarden la profesión periodística, por el bien de la sociedad y de nuestra democracia. Esperemos que así sea. Ya que si no nos reconocen nuestra profesión, algo tan simple, cómo pretendemos que se valore el periodismo.
 
 
Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Sin periodismo no hay democracia
Image and video hosting by TinyPic