domingo, 15 de noviembre de 2015

Inocencia frente a barbarie

BUENAS TARDES!!!

Hoy el artículo iba a versar sobre Periodismo y una de las cuestiones importantes respecto al mundo periodístico pero irremediablemente las prioridades mandan y hay que saber que es lo importante en cada momento. De ahí que hoy sea un domingo triste y melancólico y que tenga la necesidad de hablar acerca de lo acontecido hace días tanto en el Líbano como en Francia.
 

Esta semana ha estado marcada por la barbarie, primeramente el doble atendado suicida en Beirut y al poco tiempo los múltiples atentados acaecidos en la ciudad parisina y que teñían de sangre y luto una noche de viernes dedicada al ocio y la diversión en la que miles de personas, entre ellos muchos jóvenes salían a pasarlo bien, a tomar algo, a escuchar música, sin mayor pretensión que pasar un buen rato.

 
Hay que ver lo que puede llegar a cambiar la vida en instantes, en décimas de segundo y lo peor de todo es que en ese momento decisivo puede terminar tu viaje por la decisión de un desalmado cuyo único fin es matar a personas inocentes a costa de la religión que en teoría dice que profesa y tras haber finalizado su objetivo, pondrá también fin a su vida.
Vamos a ver, nadie puede decidir acerca del otro, cómo bien apuntó el gran Sartre "mi libertad termina donde empieza la del otro", esta es una máxima clara y simple que debemos seguir en cualquier aspecto. Somos libres, es un derecho que tenemos inherente a la naturaleza humana, nadie nos lo puede reestringir, ni impedir ni condicionar, pero no olvidemos que ser libres supone ejercer nuestra libertad con responsabilidad y coherencia.
 

Mi libertad termina donde empieza la del otro (Sartre)


La verdad es que no hay nada más preciado que la vida, pero después de esto nada más importante que la libertad y por ello todos los individuos tenemos derecho a tener la libertad en nuestra mano pero como decía anteriormente siempre y cuando no afecte a otra persona.

Me aterra pensar que en el mundo hay seres humanos sin razón y conciencia, llenos de odio, irracionalidad, violencia e inconsciencia, para los que ni la vida, ni la libertad, ni el amor valen nada y que deambulan por el mundo sin principios, ideales y valores.

Somos lo que pensamos, por tanto aunque el dolor, la rabia, la impotencia y la irá se apoderen de las víctimas, familiares, personas cercanas e incluso de los ciudadanos del país o países vecinos, debemos saber focalizar ese odio y desde luego no transformarlo en venganza, ya que si algo se sabe, es que la violencia solo trae más violencia.

Por eso considero que el pacto antiyihadista que quieren firmar varios de los partidos políticos españoles hay que considerarlo reflexivamente. Personalmente creo que hay que penar este tipo de conductas, tanto a los que hacen apología del terrorismo como a los que ejecutan vidas, pero responder con violencia y miedo no creo que sea una solución acertada ni segura. Y por supuesto hay que pensar bien las estrategias de seguridad en la lucha contra el terrorismo, sobre todo de cara al orígen del mismo para conseguir erradicarlo y a la financiación de estos grupos.
 

Terrible duelo de inocencia frente a barbarie


Otro de los puntos que me gustaría tratar en el escrito de hoy, es que somos europeos y está claro que lo que pase en nuestras fronteras y dentro del continente europeo nos va a afectar en gran medida, pero no debemos dejarnos guiar por la mediatización y manipulación que los medios de comunicación y los partidos políticos realizan diariamente focalizando el protagonismo y el centro del mundo en nuestros territorios, con salvedad de Norteamérica. El mundo es de todos y lo formamos cinco continentes, en el que ocurren diariamente terribles desgracias y todas ellas deben preocuparnos y hacernos reflexionar. Por favor, no seamos etnocentristas y pongamos el foco en Europa, el mundo es más grande.

Por ello no debemos olvidarnos de otros lugares en los que la tragedia ha sido protagonista últimamente, como Siria, El Líbano, Irak, Palestina o Nigeria.
Esta semana el mundo está de luto porque ha habido un terrible duelo de inocencia frente a barbarie. Defendamos ahora más si cabe nuestros valores, nuestras democracias y por supuesto la indispensable defensa de los Derechos Humanos y mostremos nuestra humanidad, ya que sin esto el mundo estaría totalmente perdido.
 
Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
La razón humana es una gota de luz en un lago de tinieblas
Image and video hosting by TinyPic