domingo, 23 de agosto de 2015

No es cuestión de sexo

BUENAS TARDES!!

El mes de agosto llega a su ocaso aunque aún nos quedan unos días para seguir disfrutando del protagonista indiscutible del verano. ¡Disfrutémoslo!

Sacando tiempo para poder actualizar, escribo llegando al final de la semana, en esta ocasión un artículo social, ya sabéis que es una de las temáticas que más me gusta tratar en el Blog y hoy es prioridad .

El escrito de hoy versa sobre la igualdad de género, uno de los muchos temas sociales que he tratado a lo largo de estos casi tres años en este pequeño rincón periodístico.

Hace apenas unas semanas leía un artículo de un psicólogo que hablaba de una situación cotidiana que le había sucedido en un supermercado mientras desempeñaba una tarea tan cotidiana como realizar la compra con sus hijos pequeños. Al disponerse a pagar, unas señoras de cierta edad, se le acercaron para felicitarle y decirle "hay que ver lo que ayudáis ahora los hombres a las mujeres con los hijos y la casa". Este comentario a simple vista puede no ser relevante pero si nos ponemos a analizar tal y como hizo posteriormente este hombre, podemos sacar una cuestión de gran relevancia subyacente en nuestra sociedad y que cada vez va trascendiendo en importancia y consideración, algo que es totalmente necesario.  

El hombre se quedó con tremendas ganas de replicar a las dos señoras y responderlas con total sinceridad su punto de vista pero decidió agradecer el supuesto cumplido. Al salir de allí y llegar a casa, escribir largo y tendido, tanto su pensamiento como la respuesta que les quería dar a todos los que pensaban como aquellas señoras y que lamentablemente lideran un amplio porcentaje en la sociedad actual.

Vivimos en una sociedad moderna pero con numerosos anclajes pasados 


Aquel hombre en cuestión no ayudaba a su mujer con la casa o con los hijos sino que él tan solo hacía lo que era su responsabilidad personal. Sus hijos son de ambos y por tanto él está comprometido a dedicarse a ellos en cuerpo y alma, tal como su mujer, ni más ni menos, sino lo mismo, así de claro y de simple. Ojalá todos los hombres en particular y de cierta edad, entendieran que esto es así.

Lo que pasa es que vivimos en una sociedad moderna pero con numerosos anclajes pasados que lo único que hacen es entorpecer el transcurso y crecimiento social. Nuestra sociedad sigue teniendo aquellas reminiscencias patriarcales que tuvo en un pasado no tan lejano y que continúan perdurando en nuestra supuesta modernidad. Sigue latente el patriarcalismo y hasta que éste no se destierre definitivamente de nuestro Estado, nuestra población seguirá arrastrando dicho lastre.

Hemos estado y vivido acostumbrados a que los hombres sean los que tienen que acudir a por el dinero y las mujeres gestionen casa, hijos y la economía para la buena unidad familiar. Pero se ha dado roles a los sexos sin tener en cuenta que ambos son responsables de dónde viven y por supuesto de los descendientes que tienen.

Todos somos iguales y así debe ser


Por ello es fundamental que entendamos todos, hombres y mujeres, que somos iguales, con los mismos derechos y obligaciones, debemos educar a las generaciones venideras con este mensaje y en este ámbito para que verdaderamente entiendan lo que tienen y sepan llegar a lo que quieren ser.

Educar en el respeto y no es el sexismo, porque amigos, no todo es cuestión de sexo y en cuanto a paternidad y derechos laborales, paternales y en cuánto a hogar se refiere, no debemos diferenciar entre sexos. Todos somos iguales y así debe ser.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste

Piérdete para que puedas encontrarte a ti mismo

Image and video hosting by TinyPic