domingo, 10 de mayo de 2015

Debemos abogar por un comercio justo y responsable

BUENAS TARDES!!

Puntual a mi cita una semana más e inmersos en plena primavera con temperaturas ya cada vez más cercanas al verano, os animo a que disfrutéis del interesante y relevante artículo de hoy.

Aprovechando que ayer se celebró el Día Mundial del Comercio Justo he querido realizar un post en homenaje a esta especial conmemoración y por supuesto para informar sobre una gran alternativa y medida necesaria, aún muy desconocida por todos.


Ayer se conmemoró como acabo de mencionar el "Día Mundial del Comercio Justo" en más de setenta localidades españolas. El leitmotiv de este año ha sido denunciar todas las violaciones de Derechos Humanos que existen tras la industria textil bajo el lema "tira del hilo".

Pero y muchos os preguntaréis... ¿Qué es el Comercio Justo? Ya que es un gran desconocido sobre todo en sociedades tan capitalistas y globalizadas como la nuestra.

Pues bien, es un sistema comercial sostenible, solidario y alternativo al existente que lucha contra las desigualdades laborales, la pobreza, el desarrollo de los pueblos más desfavorecidos, la explotación infantil, el respeto al medioambiente, la igualdad entre hombres y mujeres y la importante defensa de los Derechos Humanos.

Lamentablemente muerte y confección son un binomio demasiado habitual, una de las temibles consecuencias de esta aberración mundial que se produce con tanta frecuencia, es la tediosa globalización a la que estamos sometidos y encadenados, la aberración que genera la industria, por ejemplificar el gasto medio en ropa en nuestro país, haceros a la idea de que por persona se gasta al año unos 437 € en textil. Esta situación genera peligrosos desequilibrios comerciales, de ahí que la Coordinadora Estatal de Comercio Justo haya puesto el énfasis en que la solución está en las etiquetas y por supuesto debemos preguntarnos ¿en qué condiciones se ha fabricado lo que compramos?

Por ello es fundamental y muy necesario que seamos conscientes de cuál es el origen de las prendas que adquirimos.

Que se conozca el comercio justo no solo como alternativa sino como medida para derrocar a la tradicional y peligrosa industria textil


Debemos siempre que podamos comprobar la etiqueta de las prendas o productos que adquirimos para así concienciarnos y evitar la cantidad de violaciones que ejecutan los Derechos Humanos, al igual que la inadmisible explotación infantil o las malas condiciones laborales, sobre todo sufrida por mujeres y surgidas por la tremenda precariedad de los trabajos caracterizados por unas condiciones extremas, un salario mínimo y una sobreexplotación laboral.
Los derechos de las personas son inherentes e incuestionables y no se puede permitir ni tolerar la desigualdad existente en los países en vías de desarrollo, al menos que por nosotros no quede, no es bueno entrar en la espiral sistemática del gigante capitalista que nos arrastra a todos como borregos en una indeseada sociedad de masas, esto es lo que podemos denominar como la silenciosa esclavitud moderna.

¿Qué condiciones ha sufrido la persona que ha elaborado el producto que compramos?


Las etiquetas de los productos que compramos y consumimos nos dan mucha información pero hay muchas cosas que se callan y no dicen...
El 60 % de la producción textil se realiza en el continente asiático ya que no hay trabas laborales y se abaratan costes, detrás de todos esos productos hay mucho sufrimiento, como por ejemplo que más de veinte millones de personas en el mundo trabajan en condiciones infrahumanas en las diversas formas que encarna la asquerosa esclavitud moderna, si me permitís el término. 

Nosotros como consumidores podemos hacer mucho más de lo que pensamos para disminuir e intentar erradicar la injusta e inadmisible convencional industria textil, como por ejemplo racionalizar nuestro consumo, debemos comprar menos y de mejor calidad, elegir tejidos y componentes naturales, descubrir productos de Comercio Justo.

Y algo fundamental es investigar acerca de lo que compramos, como ya os he instado en diversas ocasiones en el Blog debemos ser consumidores responsables y bien informados, críticos y reflexivos.

El trabajo que realiza la organización que aboga por el comercio justoFairtrade es un gran granito de arena que sin duda debe valorarse y difundirse. Os he puesto el enlace a la web para que podáis investigar un poco más pero haciendo una breve explicación, os diré que en España operan como Fairtrade Ibérica que pertenece a Fairtrade International, la organización engloba a más de una veintena de asociaciones Fairtrade y tres redes continentales de productores de América Latina, África y Asia. Gracias a los exhaustivos controles que realizan se garantiza el cumplimiento de los estándares y se vela para que los ingresos adicionales lleguen a las organizaciones de productores en países en vía de desarrollo y que se utilicen allí de forma justa y sostenible.

Por ello es de imperiosa necesidad luchar por un mundo más justo y por ende debemos abogar por un COMERCIO JUSTO Y RESPONSABLE.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Youtube: PauJournaliste

La verdad y el conocimiento no son mercancías que puedan ser objeto de monopolio o comercio


Image and video hosting by TinyPic