domingo, 15 de febrero de 2015

El cambio es lo único constante

Buenos Días!!!

Últimamente estoy actualizando los domingos porque es uno de los días más tranquilos que tengo, así que parece ser que ahora los fines de semana tendréis el artículo semanal, considero incluso que es mejor para leerlo tranquilamente y disfrutar de una placentera lectura.

Y en el ecuador del mes de febrero de frío y de amor a partes iguales os traigo un post especial, de esos en los que a menudo me gusta ahondar para tratar de entender con más claridad la complejidad de la vida y de las personas. Muy filosófico y es que filosofar es fascinante.

En la vida te das cuenta de muchas cosas cuando las vives, cuando en primera persona eres espectadora de lo que acontece a tu alrededor, de lo que sucede en tu entorno.
Hoy os quiero transmitir un mensaje positivo y especial y es que nadie absolutamente nadie puede quitarnos la ilusión, ni la alegría, ni el entusiasmo ni mucho menos la felicidad, porque si algo he descubierto en este tiempo de conocimiento y aprendizaje es que la vida es cambiante y el cambio es lo único constante. Por eso debemos no arraigarnos con fervor a las personas, a las situaciones y mucho menos a lo material, porque vivimos en una transición sin cese, en una rueda que gira y va modificando diariamente nuestra realidad.

Somos nosotros mismos los que debemos tener fortaleza interior para poder salir a flote cuando notemos que nos hundimos y de remar y reconducir nuestro camino cuando estemos a la deriva, perdidos en un mar de dudas y de miedos, en momentos así tenemos que tener herramientas para salir de ese remolino sin secuelas emocionales.

Por eso mi mayor consejo es que nos conozcamos bien a nosotros mismos, nos queramos y de esta forma siempre podremos hacer frente a las vicisitudes que se nos crucen por el camino de la vida. También es conveniente que en el plano emocional y sentimental no demos todo porque es en este sentido en el que luego nos sentimos decepcionados y defraudados, no es bueno tener muchas expectativas, dejemos que la vida nos vaya sorprendiendo poco a poco, "que todo llega", estaremos preparados, bueno y malo, porque de lo mejor disfrutaremos y saborearemos el placer de la felicidad y de lo menos bueno sacaremos lecciones, mucho aprendizaje y nos ayudará a crecer más aún que lo positivo. Porque puede haber un momento en qué tengamos dudas de que queremos pero desde luego lo que si que sabemos es lo que no queremos. Si señores, la vida es dura, pero las personas también lo son, no se nos olvide que debemos estar atentos, con esto no quiero decir que estemos alerta con una armadura y en posición de defensa, pero que "estemos con los pies en la tierra" y sepamos equilibrar los dos frentes antagónicos que no deben ser contrarios si los utilizamos con inteligencia, razón y corazón pueden ir de la mano, si nosotros lo queremos así.

Alguien especial me dijo en una ocasión "que cuando se cierra una puerta se abre un portón" y un portón no sé vosotros pero yo me lo imagino grande, muy muy grande, así que comprendamos que hay cosas que tienen que llegar a su fin para que otras oportunidades mucho mejores lleguen a nuestras vidas. Porque al fin y al cabo en este viaje denominado "vida" hay etapas y en cada una de ellas aprendemos lecciones que nos hacen más sabios y van haciendo que maduremos, nos van forjando como personas y van conformando nuestra personalidad, nuestro "yo" especial y único.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Youtube: PauJournaliste

Todo se puede lograr siempre que se pueda soñar 






PAULA