miércoles, 26 de noviembre de 2014

Teorizando acerca de la Felicidad

Buenos días!!!

En el ocaso del penúltimo mes del año estamos a nada de terminar un ciclo anual que con sus más y menos hemos sabido sobrellevar y superar, así que disfrutemos de estos días fríos y bucólicos.

Pensaba hablar de política porque ya sabéis que es un tema que me encanta y cada vez me interesa más, lo habréis visto a lo largo de la evolución del Blog.
Pero he decidido posponerlo para la próxima semana y dar rienda suelta a mi creatividad e imaginación para escribir algo distinto a lo que suelo hacer, hoy me gustaría escribir un post reflexivo pero más literario y poético y dejar por un día la racionalidad relegada.

Me gustaría que nos detuviéramos unos momentos y pensáramos en eso tan complejo llamado felicidad. No solo quiero que pensemos en el concepto como tal, sino en cómo la definimos, qué es exactamente para nosotros y sobre todo cómo creemos que se puede conseguir; 
¿Es un estado, una emoción? ¿algo inherente a las personas o algo efímero?
La verdad es que podemos teorizar acerca de la felicidad largo y tendido, pero volvamos a la definición. Según la Real Academia de la Lengua felicidad es: Un estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien. Otras acepciones dicen que es satisfacción, gusto, contento. Y la última la define como Suerte feliz.
Sinceramente y una vez me he detenido a analizar cada una de ellas, pienso que la RAE se ha quedado corta en definir que es felicidad, esta no aparece al poseer un bien ya que esto solo sería alegría, satisfacción, contento, realización y otros tantos adjetivos que pueden describir esa sensación. La segunda se queda muy reduccionista porque la felicidad no se puede expresar ni definir en términos de gusto o contento y la última acepción deja la propia felicidad sujeta al factor suerte, o sea que solo podrían poseerla los afortunados que la tengan.

Nosotros somos los responsables de nuestra propia felicidad, lo que está claro es que sin ilusión es improbable por no decir imposible conseguirla. Es muy importante conocernos a nosotros mismos, tener un estado de ánimo optimista, saber disfrutar de los pequeños detalles, para ser feliz es fundamental sentir, compartir, disfrutar. Es esencial que vivamos plenamente y por supuesto le demos un sentido único y especial a nuestra vida, que es lo más importante que tenemos. No debemos confundir felicidad con placer, este se relaciona con los sentidos y por el contrario la felicidad lo hace con los sentimientos.

Decía un pensador, Lacordaire que "la felicidad es la vocación del hombre" , personalmente creo que tiene mucha razón porque es lo que todas las personas pretendemos alcanzar, lo que sucede es que no debemos tener un pensamiento inalcanzable y ensoñador de lo que verdaderamente es la felicidad, porque tenemos que ser conscientes que se construye con pequeños gestos diarios. Como ser más tolerante y comprensivo, potenciar los buenos sentimientos, aprender a encajar las incomprensiones, ser como verdaderamente deseamos, vivir de acuerdo con nuestros pensamientos y actuaciones, con nuestra forma de pensar, soprendernos cada día con la belleza y la majestuosidad de la vida, vivir el presente, apreciar y disfrutar cada momento por pequeño que sea y por supuesto nunca dejar de soñar, porque es lo que nos mantiene más vivos. Ser realista es cabal y necesario pero es conveniente y esencial defender nuestros sueños, nuestra libertad y por tanto nuestra felicidad.

No olvidemos que la felicidad no está afuera sino que se encuentra en nuestro interior, en nuestros pensamientos, nuestras actuaciones, nuestros deseos, nuestros sentimientos. Y como veis recalco el "nuestros" para que seamos conscientes de que somos nosotros los encargados de conseguirla. Para ser feliz no es necesario cambiar el mundo sino que nosotros cambiemos y nos percatemos de que necesitamos mejorar. Cuando somo niños soñamos con cosas sencillas podríamos decir que son simples pero cuando nos hacemos mayores y a medida que vamos creciendo nuestros sueños se vuelven complejos, difíciles incluso puede parecer que inalcanzables.
La realidad se encarga de azotarnos diariamente pero está en nosotros el poder conseguir la felicidad. Podemos ser felices aún teniendo problemas y dificultades, pues claro, ya que todos los tenemos, pensar que incluso lo negativo se puede aprovechar y cambiarlo a positivo.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Youtube: PauJournaliste

Existe una gran diferencia entre vivir y disfrutar de la vida

PAULA