sábado, 16 de agosto de 2014

La vocación nace pero también se hace

Buenas Tardes!! Cuando se está alejado de la rutina parece que el tiempo pase más rápido pero con un devenir distinto que renueva cuerpo, mente y alma y eso se nota a la hora de percibirlo...yo personalmente puedo decir que he perdido la noción del tiempo por lo que tan solo vuelvo a la realidad con cada post semanal.

Hoy quiero tratar un tema de esos profundos, que gusta leer y que debemos interiorizar en nosotros mismos y tratarlo con más frecuencia. Por tanto os animo a leer y condición indispensable reflexionar.

¿Os habéis preguntado alguna vez cuál es vuestra vocación?

Quizás está interrogativa os parezca un tanto cotidiana pero la pura verdad es que estamos con una tremenda falta de vocación, en algunos se ha perdido, en otros no ha llegado e incluso hay gente que ni cree tenerla.

La vocación como titulo el artículo, nace pero también se hace a medida que vamos escogiendo nuestro camino, que vamos avanzando en la vida, vamos creciendo y madurando.
Si os cuento mi caso personal os parecerá curioso e incluso raro, ya que con tan solo ocho años de edad decidí que quería ser periodista, lo tuve claro desde el principio y jamás me cuestione otra profesión, aunque mi amplio repertorio vocacional me ha llevado a querer unir a lo de periodista algunas cosas más como bailaora, politóloga, escritora, literaria, crítica y quién sabe qué mas, muchas de ellas unidas estrechamente de la mano del periodismo.

Y os preguntaréis... ¿cómo llega la vocación? Pues en mi caso, nació, desde bien pequeña me ha encantado devorar libros, hablar por los codos, escribir mil historias, además de poseer una imaginación desbordante y tener una curiosidad innata por absolutamente todo...así que todo apuntaba a que elegiría una de las mejores profesiones del mundo, por qué lo es y me permitiréis que me sienta muy orgullosa de ella, una de las cosas que más quiero. Pero una vez que nació la "querida vocación", yo la he ido alimentando todos los años hasta que llegue a la Universidad y pude comenzar lo que llevaba deseando mucho tiempo.

Mi consejo personal y mi recomendación es que habléis con vosotros mismos, sintáis lo que os gusta porque no hay nada más bonito que amar lo que se hace y hacer lo que se ama y ahí entra en juego la vocación...ese ímpetu fuerte que va encaminado a realizar nuestros más profundos deseos profesionalmente hablando, aunque también se puede entender como una forma de vida, una filosofía o simplemente nuestras mayores aspiraciones.

Espero y deseo que el artículo y el ejemplo de mi caso personal os haya ayudado a esclarecer y potenciar vuestras vocaciones.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Recordad que hace unos meses he estrenado el Canal de Youtube (Pincha aquí) 
Si os gusta, suscribiros!! 

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Youtube: PauJournaliste
Recordar haceros seguidores del Blog, de Facebook y Twitter!!

Si puedes soñarlo y desearlo, puedes conseguirlo


PAULA