domingo, 27 de julio de 2014

¿Estamos perdidos en el arte de vivir?

Buenos Días!! Inmersos en pleno verano y con las temperaturas cada vez más elevadas, no hay nada mejor que disfrutar al máximo de la estación del sol.

Aunque todas las semanas me gusta haceros reflexionar con cada tema que abordo, ya sabéis que hay algunos artículos que son en su esencia pura reflexión y el de hoy es uno de ellos. Esta semana ha tocado actualizar en fin de semana, normalmente me gusta y prefiero hacerlo entre semana pero estos días ando a tope y no he podido, pero ya sabéis que más tarde o más temprano llego a mi cita semanal con vosotros.

Me sorprende y asusta en gran medida que muchas personas piensan que llevan la razón soberanamente en absolutamente todo lo que piensan o dicen y no aceptan otros criterios, opiniones o formas de ver la vida. Mucha gente está convencida de que su manera de ver la vida es la correcta, de esta forma tienden a rodearse de iguales que piensan exactamente o muy parecido, para así no solo reforzar su pensamiento sino escudarse en que son sensatos.

Pero lo que ignoramos o dejamos pasar por alto es que todos estamos condicionados desde nuestro nacimiento y así nuestro pensamiento, comportamiento, valores, opiniones conforman e identifican la religión, cultura, moralidad, política, profesión o incluso moda que seguimos, todo ello claramente influenciado por nuestro entorno familiar y social.

El lado negativo y lo realmente peligroso es escudarnos en los temibles personajes que caracterizan a muchas personas; indignación, negativismo, impotencia, resignación o victimismo. Debemos intentar salir de lo que se llama "la zona de confort" o nuestra zona de comodidad. Desterrar de nuestra vida los tediosos enemigos como son la soberbia que nos lleva a sentirnos superiores, la prepotencia que nos incita a llevar siempre la razón, la vanidad con la que hacemos ostentación de nuestros logros y méritos,el orgullo conocido como el gran generador de conflictos. Y tratar de aflorar la olvidada honestidad que puede resultar dolorosa en un primer momento, pero nos permite afrontar la verdad, nos ayuda a conocernos mejor y a relacionarnos con nuestro interior.

Es muy importante que tratemos de corregir y enmendar nuestros errores, el admitir un problema es el primer paso para poder superar y solucionar. Por eso nos animo a que potenciemos y cultivemos la humildad y la sencillez como valores principales, ya que de esta forma aceptaremos nuestros defectos y limitaciones. Y por supuesto los errores y equivocaciones son totalmente necesarios para seguir creciendo y evolucionando. Es uno de los caminos para alcanzar la que llaman "sabiduría de la vida" y que tanta falta nos hace conseguirla, porque de este modo nuestra mente se hará más abierta y seguro que tendremos más predisposición para escuchar a los demás sea cual sea su punto de vista u opinión y dejaremos de imponer nuestra razón o dogmatismo de nuestra forma de ver la vida.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Recordad que hace unos meses he estrenado el Canal de Youtube (Pincha aquí) 
Si os gusta, suscribiros!! 

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Youtube: PauJournaliste
Recordar haceros seguidores del Blog, de Facebook y Twitter!!

La ignorancia es el germen de la infelicidad


PAULA