jueves, 12 de diciembre de 2013

¿Estamos induciendo al sexismo?


Buenos días!!! El frío ha llegado con mucha fuerza y el invierno se deja notar con más ímpetu, pero lo bueno es que el espíritu navideño ha inundado las casas, las calles, nuestras vidas y, eso es algo que personalmente me encanta.

Esta semana el artículo es por así decirlo una continuación del anterior post que si recordáis hable sobre las famosas muñecas Barbie y la repercusión que tienen en la sociedad, pues hoy siguiendo esa misma línea, os traigo una reflexión acerca de los juguetes que cómo bien os comente, viene perfecto para estos meses en los que estamos.

Cómo buena periodista que soy, mi nivel de curiosidad es muy alto y es por eso que cuando  tengo oportunidad me gusta escuchar que dice la gente y sobre todo analizar, en definitiva ponerme a pensar.

El otro día me planteaba una cuestión importante; 
¿Somos responsables del sexismo existente en nuestra sociedad?

Pues después de estar analizando la situación, desde mi punto de vista, somos nosotros los culpables del sexismo existente, y todo empieza por los padres. Si, la primera institución de gran importancia a nivel formativo de cualquier niño, es el pilar fundamental y el origen de lo que hoy en día conocemos como "guerra de sexos".

Parece mentira que todo comience con algo tan inocente como un juguete, o los simples juegos, pero debemos tener especial atención en estas pequeñas cosas que por muy irrelevantes que parezcan influyen en gran medida en los niños y en su posterior desarrollo.

No hay que hacer diferencias en juegos, colores, o tipos de juguetes ya que esto induce en gran medida al sexismo social. Es una realidad que los niños y niñas son distintos, pero no debemos aprovecharnos de esto. Un niño puede jugar a hacer "comiditas" o puede entretenerse vistiendo a muñecas y no por eso debe ser considerado "rarito" o pensar que será homosexual, al igual que una niña puede jugar tanto con coches como con muñecas, es perfectamente compatible. 
Debemos dar libertad en los juegos y en las preferencias y desterrar los distintos prejuicios que tenemos, posiblemente de este modo consigamos hacer una sociedad mejor.

La libertad de elección es importante, a un niño hay que marcarle el camino, decirle lo que está bien y lo que está mal pero desde luego no decirle a qué tiene jugar o a qué no, ya que de este modo estamos empezando a influir en el comportamiento y pensamiento del menor e inculcando prejuicios que pasarán factura en su vida, en su generación, en su sociedad y sobre todo en su mundo.

Hasta aquí el post de hoy amigos, disfrutar mucho y ser muy FELICES =)


Recordad que hace muy poquito he estrenado el Canal de Youtube (Pincha aquí) y ya podéis disfrutar de los primeros vídeos. Si os gusta, suscribiros!!

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Youtube: PauJournaliste
Recordar haceros seguidores del Blog, de Facebook y Twitter!!

Cada cosa tiene su belleza pero no todos pueden verla
                                                 
PAULA