miércoles, 10 de abril de 2013

¿Estado de Bienestar?


Buenos días a todos, parece que la primavera deja entrever los primeros rayos de sol que no sé vosotros pero yo estoy deseando que se dejen ver y llegue el ambiente primaveral tan caracterizado por las terracitas, el sol, las largas tardes y los árboles florecientes.

Hoy quiero tratar un tema de gran importancia y el cuál creo que lo hemos dejado pasar sin reflexionar verdaderamente y observar no solo si se cumple sino algo mucho más impactante; 
¿Existe el llamado Estado de Bienestar?

En teoría se sabe que el Estado debe intervenir en la economía tratando de solucionar los problemas y asumiendo la función de garantizar el bienestar económico de los ciudadanos, pero claro como bien he mencionado al principio esto es en teoría, veamos si se cumple...
Una de las funciones que desempeña el Estado es alcanzar la equidad distributiva, es decir, conseguir el conocido Estado de Bienestar, esto se consigue con la redistribución de las rentas de los más favorecidos a los más necesitados, para los que no lo sepáis, redistribuir supone captar fondos de personas que disponen de mayores rentas y destinarlos a los que tienen menos renta, algo que a simple vista es justo y necesario. Por tanto siempre va a existir un conflicto de intereses entre emisores y receptores de ayudas y a está tensión se le une la preocupación de si las actuales políticas redistributivas incentivan o no a las personas para que salgan de su situación.

El llamado Estado de Bienestar surgió tras la Segunda Guerra Mundial, dado el estado de pobreza en el que se habían quedado muchos países, algunos gobiernos asumieron garantizar un mínimo nivel de bienestar a la población, eso se concretó en la sanidad y educación públicas, en las pensiones de jubilación, en los salarios mínimos, los subsidios de desempleo y demás.
Pero la realidad es que actualmente no podemos afirmar que disfrutemos de un Estado de Bienestar en toda regla, los salarios mínimos de nuestro país son irrisorios, se prevé que las pensiones no puedan pagarse de aquí a pocos años, además de que se amplia la edad de jubilación, la creciente demanda de empleo por parte de los ciudadanos, el paro juvenil, la reducción en el presupuesto de áreas tan necesarias y esenciales, como la educación, la sanidad, la cultura, la justicia, y por otra parte se gasta más dinero en defensa, cuando la mayor defensa para las personas es poseer una cultura apta y rica para desenvolverse e ir creciendo.

El sistema de sanidad y educación públicas están colgando de un hilo, personalmente creo que no harán nada por remediar la quiebra y destrucción de estas. Por no hablar del ámbito de la justicia y sus "queridas" tasas.
Entonces de que estamos hablando señores, de un Estado de Bienestar para ricos, para personas que tienen suficientes recursos para costearse su sanidad, su educación, su justicia, en definitiva el sistema se inclina hacia el poder y la riqueza. Así que es fundamental que las condiciones se reformen, creando un modelo eficiente y compatible.
Y no olvidemos que existe un derecho a saber de los ciudadanos que solo debe ser correspondido por un esfuerzo de veracidad de los periodistas.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que hayáis aprendido un poquito más y seáis críticos con lo que veis y escucháis. Hasta la semana que viene amigos, a disfrutar.

Podéis seguirme en:



La ignorancia es la madre del atrevimiento


PAULA