martes, 29 de enero de 2013

Puedes no estar ganando, pero esto no significa que estés perdiendo

Hola a todos una semana más, hoy vengo un tanto reivindicativa y con ganas de poner las cartas sobre la mesa, ahora me entenderéis.
En primer lugar me gustaría plantearos una cuestión, que la pensárais, meditarais y por supuesto todas las respuestas serán bien recibidas y contestadas, de hecho me gustaría recibir respuestas y así entablar un pequeño debate por así decirlo.

Antes de nada deciros que no es cuestión ni de políticas ni de gobiernos, sino de coherencia e igualdad.

¿Por qué últimamente todo es privado (incluso la justicia) menos la deuda pública?

Las últimas medidas que entraron en vigor en noviembre de 2012, implantadas por el Ministro de Justicia, convierten la justicia únicamente accesible a la gente que tiene dinero.
Las cosas se están desvirtuando en gran medida, está claro que la justicia en España va lenta, principalmente esto es consecuencia de la cantidad de demandas que se realizan, muchas de ellas sin importancia e incluso por "tonterías".
Por eso debería existir un procedimiento previo para descatalogar las demandas que no fueran a llegar a ninguna parte, y así acelerar el proceso, pero desde luego no hacer pagar a la gente por acceder a la justicia.

Por otra parte es paradójico pensar que en nuestro país salen cada año miles de licenciados en Derecho, también muchas personas se preparan para ejercer de jueces y curiosamente tan solo hay 10 jueces por cada 100.000 habitantes, o sea, mucha demanda y poca oferta.
Además antes los jueces que se iban de vacaciones o tenían una baja eran sustituidos por otros jueces que se les contrataba para ese periodo (algo lógico), pues ahora cuando esto ocurre, los propios jueces asumen el trabajo del que no está, por lo tanto si ya va lenta la justicia en situación normal, imaginaros....

Bueno pues como os comentaba nuestro "querido" Ministro de Justicia ha pensado que para evitar la saturación y la lentitud pone unas tasas previas a la presentación de la demanda, estás serán efectivas en los ámbitos civil, contencioso-administrativo, social, así que se terminó la justicia gratuita.
Pero es que han vulnerado un derecho fundamental recogido en la Constitución (título VI, Del Poder Judicial).

La cantidad de las tasas oscila entre 100 y 1200 € , las empresas también se ven afectadas por estas medidas, y solo quedarán exentas las personas cuyos ingresos sean menores a 14.000 € anuales.
Los importes de las tasas varían en función del tipo de juicio, pero los precios serán igual tanto para personas físicas como personas jurídicas(otra incoherencia, ya que por norma general una empresa puede afrontar más gastos que una sola persona).
Por poner unos ejemplos sencillos y de claro entendimiento, para recurrir una multa de tráfico, mínimo habrá que abonar unos 200 €, para reclamar al banco por cobrar una factura indebida unos 300 € .

Otra de las "gratas sorpresas" es que si ganas el juicio recuperas el dinero de las tasas, pero este no es pagado por la Administración sino por la otra parte del juicio, así que si en nuestro caso perdemos, ya sabéis de donde tiene que salir el dinero, ¿verdad? Correcto, de nuestro propio bolsillo.

Me parecen demasiado severas y sobre todo muy injustas estas nuevas medidas, parece que ahora la justicia se ha vuelto más inaccesible a los ciudadanos y valga la redundancia "MENOS JUSTA E IGUALITARIA".
La Justicia es un derecho DE TODOS Y PARA TODOS y lo que debemos hacer es intentar construir un sistema judicial verdadero, justo (donde no paguen "justos por pecadores"), invertir presupuesto para la formación ya que es algo indispensable para mejorar el funcionamiento de la Justicia y así construir una sociedad mejor.
Son sumamente injustas las medidas, ya que bloquea el acceso igualitario a la justicia y es un derecho universal.

Podéis seguirme en:


Puedes no estar ganando, pero esto no significa que estés perdiendo

PAULA