lunes, 5 de noviembre de 2018

Entrevista a Flamencólica

¡BUENAS TARDES!

Se podría decir que hemos comenzado la recta final del año, en apenas algo más de mes y medio nos despediremos de un intervalo importante en nuestro camino y lo guardaremos en la memoria y en el corazón. Pero aún tenemos un tramo final por recorrer y lo mejor es hacerlo con todas las ganas del mundo.

Esta semana os traigo una entrevista muy especial y es que hace unos meses, nuestra protagonista, Rocío Hellín Sánchez se puso en contacto conmigo para presentarme su proyecto literario y valorar si me interesaría. En cuanto me adentré en su Blog y en su maravilloso libro lo tuve clarísimo. La verdad es que he de decir que siento predilección por las mujeres creadoras de cultura y de letras y si ya tienen relación con el mundo dancístico el flechazo es inmediato e irrefrenable. 

Rocío Hellín Sánchez más conocida en este universo digital como Flamencólica, es una Flamenca de origen y tradición, con las letras bien puestas y el flamenco bien armado que desde hace ocho años escribe en su Blog Flamencólica, un espacio para todos aquellos amantes del Flamenco en toda su esencia. Hace apenas unos meses ha publicado su primer libro también llamado Flamencólica en el que recopila sus reflexiones y vivencias. Defensora del Flamenco y siempre aguardando que tenga un gran protagonismo, esta artista de las letras flamencas intenta con sus palabras y desde el respeto desarrollar y difundir el Flamenco además de darle el lugar que tanto merece desde siempre.

Le encanta viajar y buscar la esencia por los rincones, encerrarse en su mundo y asimilar la vida. Una joven aventurera con ganas de cambiar el mundo y aportar ese compás que tanta falta hace, en la Cultura y en la sociedad además de ese ritmo que mejora la vida. Porque la vida con música es más bonita y con Flamenco...un sueño de los que se hacen realidad.

Y haciendo referencia a sus bellas palabras, léanme así, desde la libertad.

- ¿Cómo descubriste la Danza Española?
La Danza Española como tal la descubrí de pequeña cuando era alumna en escuelas de baile de la zona porque el baile flamenco es otra cosa bien distinta a la danza española. En las academias de danza de hace casi treinta años impartían tres disciplinas: clásico, contemporáneo y español; y ahí fue mi primera toma de contacto.

- ¿Cómo definirías el vivir inmersa en una familia de tradición flamenca?
Bueno para mí ha sido algo que he vivido y vivo de manera natural, es diferente a otros ambientes familiares, tampoco quiere decir que estés todo el día de fiesta flamenca cantando, bailando o tocando la guitarra. Es un sentir y un modo distinto de vivir el día a día.

- Tu verdadera vocación dirías que es el Flamenco o las Letras.
Nunca me he planteado esa pregunta la verdad, siempre me ha gustado escribir y gracias al Flamenco he podido canalizar la pasión por las letras. No puedo concebir las dos cosas por separado, para mí van unidas y siempre será así.

- ¿Cómo fue tu relación de pequeña con el entorno cultural?
Mis padres nunca nos han frenado de cara a la cultura, tanto mis hermanos como yo hemos saltado de unos entornos culturales a otros. Recibí clases de baile flamenco media vida, he tocado el clarinete con la banda municipal durante muchos años, incluso mi grupo de teatro ganó el primer premio del festival internacional de teatro grecolatino. Creo que la cultura te enseña muchos valores, te desarrolla como persona y aprendes a relacionarte, a compartir, a valorar. En la actualidad por ejemplo, mi hermana mayor recibe clases de canto y yo continúo el legado Flamenco familiar a partir de la escritura.

- ¿Qué es lo que se despertó en ti para llegar a adentrarte de lleno en el mundo del Flamenco?
Las circunstancias de la vida te llevan a veces a vivir situaciones incómodas. A mí el Flamenco, pese a ser una cultura en la que llevo inmersa desde que nací sin haberlo elegido me señaló con trece años el camino, y sigo en él. Comencé a aficionarme y permanezco con mi afición desde entonces, es algo de lo que no me puedo despegar.

- Alguna vez te ha tentado la aventura de llegar a convertirte en bailarina profesional.
Sinceramente no. En el baile, o en cualquier afición que tengas, debes de permanecer con los pies en el suelo y saber donde está tu sitio. Es una profesión dura, llena de sacrificio y esfuerzo. Si quieres dedicarte a ello profesionalmente tienes que verlo claro y yo nunca tuve una disciplina ni una capacidad física como para dedicarle mi vida al baile.

- ¿Qué fue lo que hizo que iniciaras la andadura de un Blog especializado en  Flamenco?
Surgió así, en realidad no lo inicié con esa pretensión. Hace ocho años comenzaron los blogs y a mí me servían para leer y aprender muchísimo; así que creé un blog para escribir de vez en cuando… unas veces sobre Flamenco y otras veces no. Era un cajón desastre virtual que me entretenía y me servía para conocer a otros aficionados al Flamenco o a las letras. No se utilizaban las redes sociales como ahora, por lo que, si yo comentaba en alguna publicación ajena mi Blog me servía como carta de presentación.

Creo que la cultura te enseña muchos valores, te desarrolla como persona y aprendes a relacionarte, a compartir, a valorar


- ¿Cómo comenzaste a profesionalizar tu Blog y a cubrir eventos y actuaciones?
Otra de las cosas que surgen. Asistí a un espectáculo de Farruquito y me enfadé con el mundo; así que volqué la rabia escribiendo una reseña en mi blog. Seis meses después, un medio especializado en Flamenco me ofreció cubrir el Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión y aquí estoy seis años después, colaborando con medios de comunicación externos y alimentando mi Blog con lo que se me antoja.

-  ¿Qué se despertó en ti para comenzar el apasionante camino de escribir un libro?
Algo necesario, sin duda. Cuando llevas cierto tiempo en el Flamenco y además colaboras con otros medios y vives los eventos desde el punto de vista de la comunicación sientes la necesidad de contar tu historia. No soy periodista, no soy flamencóloga, ni voy por el mundo de experta en flamenco. Soy una aficionada que escribe, a veces eso es necesario contarlo y acercarte al resto, hay que romper esas fronteras imaginarias que los juicios de moral nos imponen. Tenía que contar mi verdad y este invierno pasado me puse a ello.



- ¿Cuál es la expresión artística por la que más te decantas?
Del flamenco, el cante. No lo dudo ni un momento. El cante me apasiona, me transmite, me hace reflexionar, empatizar, sentir. El baile flamenco, como cualquier danza está menos limitado porque el movimiento es más infinito. La guitarra o cualquier instrumento también te ofrece más posibilidades que una voz. Una voz no, la voz es el medio por el que viene el cante. El cante es lo que es, un segundo en el tiempo, un silencio, una respiración o un quejío…me llena y me vacía constantemente.

- ¿Qué es lo que más te atrae de poder crear? y ¿lo más interesante de tu trabajo?
Lo que más me atrae es poder lograrlo, ser capaz. Si eres capaz de crear algo diferente es porque tienes un talento, una personalidad, unas cualidades. No sé si lo he conseguido o no, esa pregunta la responde quien te conoce o te lee. A mí me encanta descubrir artistas que tienen algo diferente a los demás, me entusiasma, eso es lo más interesante de mi trabajo en el flamenco…descubrir a personas que te aportan y te enriquecen.

- ¿Cómo estás viviendo y qué destacarías de tu trayectoria profesional?
No lo considero trayectoria profesional porque el flamenco pertenece a mi vida desde siempre, pero lo estoy viviendo con mucha intensidad, sin duda. No sé destacar nada porque es un proceso con distintas fases, tienes que prepararte antes de asistir a un evento a presentar un festival. Escribir, leer, escuchar. Me quedo con todo.

El cante es lo que es, un segundo en el tiempo, un silencio, una respiración o un quejío… me llena y me vacía constantemente


- ¿Cómo se vive lo de ser una mujer creadora en nuestro país?
Más que vivir, se intenta vivir. En España hemos tenido predecesoras y pioneras que nos han abierto mucho el campo de la creación. En la cultura flamenca por ejemplo, a lo largo de la historia han existido mujeres que han estado por encima de los hombres. Si es verdad que no se trata de estar por encima o por debajo, se trata de estar en la misma altura y medida que cualquiera. Esa es la igualdad y para conseguirlo tenemos que tomar como referentes a otras mujeres que antes que nosotras lo consiguieron.

- Háblanos del proyecto tan interesante que has escrito, Flamencólica.
Flamencólica soy yo, sin más adornos que mi bagaje y mi percepción. Narro como vivo el flamenco: mis experiencias, mis reflexiones. Muchos creen que los flamencos somos bichos raros, nada de eso. Cuento todo lo necesario para entender el flamenco desde la rutina y la normalidad… como comienza mi afición, cuando salto a cubrir eventos, que me parecen los artistas que he conocido, mi preocupación por la juventud que se abre camino, reflexiono sobre la situación actual de la cultura, los tópicos, las modas flamencas… una batería de relatos cortos fáciles de leer para todos los públicos. Creo que es necesario este tipo de proyectos que reivindican la figura del aficionado y tratan al flamenco con respeto y humildad.

- Hasta qué punto consideras que la enseñanza del Flamenco es necesaria.
Hasta el infinito. La enseñanza es la base de cualquier disciplina, entorno o campo cultural. Todos han tenido que aprender de algo y de alguien, y quien diga que no, está mintiendo.

- Analizando la realidad actual, ¿qué opinión tienes de la Cultura en España y en especial del Flamenco?
La de todos, la cultura en España no se potencia, directamente. Han querido avanzar y estar tanto en la vanguardia que han descuidado lo más esencial. La cultura básica y general en este país no se enseña, ni se desarrolla, ni se divulga. Cualquier niño tiene un destreza con una tablet brutal, sin embargo, no saben donde está La Coruña ni qué río pasa por la ciudad de Orihuela.

- ¿Qué opinas del papel que se le da a la Danza en medios de comunicación y en la publicidad?; ¿Cómo debería ser bajo tu opinión?
La Danza al ser tan visual es un elemento indiscutible para los medios de comunicación y la publicidad. Yo misma, siempre aconsejo a mis amigos que asistan a espectáculos de baile Flamenco porque son mucho más atractivos para el público general pero hay una parte de la danza que no se alimenta, que es el beneficio que te aporta desde temprana edad. Ignorancia, como siempre. Bajo mi opinión deberían de dar más espacios para desarrollarla, pero no solo la danza, cualquier movimiento cultural en general porque hay muchos proyectos que no se llevan a cabo por problemas fundamentales como que le cedan un local.

- Despertar la conciencia social e inducir a la crítica y reflexión son mis máximas a la hora de escribir, ¿qué piensas que falla a la hora de transmitir estos valores a la sociedad y cómo piensas qué pueden potenciarse?
Fallan las formas, el sistema, los procesos. Cuanto menos pensemos mejor, esa es la máxima de quienes nos gobiernan y administran nuestra riqueza cultural. La opción es consumir y aparentar, no pensar. Por no hablar de la educación dentro del ambiente familiar, hoy en día las estructuras familiares difieren mucho de las de antes, el respeto, los valores que se inculcaban; nada de eso existe. Habría que modificar todas las bases establecidas en la actualidad, por lo tanto, veo difícil poder potenciar de algún modo a una sociedad que sea más plural y más culta. Y me da pena, me da mucha pena, pero no veo una salida o una alternativa.

La cultura básica y general en este país no se enseña, ni se desarrolla, ni se divulga


- ¿Por qué la Danza y el Flamenco no tienen un lugar mejor en nuestra sociedad?
Porque no les interesa. El Flamenco hace ya años que debería de impartirse en los colegios como parte de la asignatura de música, pero si cada vez que aprueban una ley de educación castigan a la asignatura de música con menos horas… algo no funciona en el sistema. No somos máquinas y necesitamos a la cultura para desplegar nuestras habilidades, nuestro talento, nuestro desarrollo, pero claro, no les interesa eso y tomar las riendas en solitario es complicado.

- La gente desconoce muchas veces lo propio y autóctono, ¿por qué crees que se presta más atención a las expresiones artísticas fuera de nuestras fronteras?; ¿Qué está pasando en España para que no sepamos apreciar ni valorar los tesoros que tenemos?
Esto siempre ha ocurrido, como no sabes lo que tienes en tu tierra pues valoras lo de fuera como si no existiese nada más. A mi me encantan otras culturas pero también la mía. La música popular, el Folclore, el Flamenco, siempre se han arrinconado, sin embargo en el exterior saben apreciarlo. En ciudades como Viena, las primeras filas de los teatros -para conciertos de música clásica y de ópera- se reservan a niños, a excursiones de colegios o a personas discapacitadas; en España es impensable que las primeras filas del Teatro Real se reserven a colectivos determinados. Con ejemplos como este, tienes la respuesta. Si no apuestas por el futuro, no tendrás un buen futuro. El Flamenco no solo transmite a españoles, ni un cuadro de Picasso, ni El Quijote, ni las películas de Almodóvar. Muchos viven gracias a la universalidad del arte, mientras otros no paran de mirar el teléfono y contar likes en las redes sociales. Creo que lo que nos espera es peor que lo que estamos viviendo. "Los flamencos somos muy dramáticos".

Si no apuestas por el futuro, no tendrás un buen futuro

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook:http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
Despacio y a compás se puede dominar el mundo.
Rocío Hellín Sánchez

Image and video hosting by TinyPic

viernes, 19 de octubre de 2018

Aquel otoño de nuestras vidas

¡BUENOS DÍAS!

Inmersos ya en pleno octubre y en la preciosa época otoñal, os recomiendo aprovechar un ratito para seguir el Consejo Paujournaliste de este mes #EnamórateDeLaVida y tener un ratito para nosotros, dedicarlo a lo que más nos gusta y perdernos por un tiempo en nuestras pasiones...

Esta semana traigo un nuevo escrito para la sección del Rincón Literario, esta vez un poema con el que quiero conmemorar dos grandes acontecimientos; por una parte muy importante, el aniversario con el amor de mi vida y por otra, es mi participación en el concurso de poesía de Zenda Libros.

Aquel otoño de nuestras vidas

El destino marcó el reencuentro, 
en aquel otoño de nuestras vidas.
Él tenía veintiocho años, de tristezas y venidas.
Yo tenía veinticinco primaveras, de incertidumbres vividas.


Nos conocíamos desde siempre
y forjamos una amistad invencible.
Quizás nuestro amor ya fue predestinado, tal vez por dioses, 
o fueron nuestras madres que eran grandes amigas.


No había duda, era amor sin límites,
dos almas supervivientes, del lago del exilio.
Que se juntaron para siempre, 
y despertaron de su olvido.


Dos amigos, dos amantes,
dos locos que salieron de las sombras.
Un amor que se sentía,
a fuego lento y viento en popa.


Y es que la certeza del corazón 
se alcanza con un gran amor.
Y la verdad de la vida te la da la fuerza
de un romance sincero, lleno de fulgor.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook:http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste
"Uno no es la mitad de dos, dos son la mitad de uno".

E.E. Cummings

Image and video hosting by TinyPic