martes, 21 de febrero de 2017

¿Espectadores o consumidores de Cultura?

¡BUENOS DÍAS!

En el ecuador de febrero y con una pequeña tregua en las bajas temperaturas invernales es el momento idóneo para aprovechar al máximo estos días del mes mes más corto del año.

Esta semana vengo con un artículo que considero de gran interés y relevancia y el cual espero que podáis no solo leer y reflexionar que es el principal objetivo sino compartirlo para que pueda inducir a la reflexión a cuantas más personas mejor. Vamos a ello amigos.

El sector cultural es un ámbito de gran interés social y político que a lo largo de los últimos años ha ido adquiriendo gran importancia en la sociedad, cobrando un peso mayor y siendo uno de los ejes principales de transmisión y difusión de cultura. Podríamos definir el sector cultural como el conjunto de disciplinas culturales y estas podrían dividirse en cuatro ámbitos a destacar; Artes EscénicasArtes Visuales, Literatura y Artes Plásticas. Aunque en este tema en concreto existen distintas contrariedades a la hora de establecer cuáles son las ramas que componen el sector cultural ya que aún a día de hoy sectores como el de los videojuegos, la moda, los viajes, la gastronomía entre algunos otros tienen partidarios y detractores a la hora de considerarlos como fuentes culturales. También el conflicto deriva por las propias industrias culturales ya que se tiene en mente que si una práctica o producto cultural es vendible, consumible y exportable y existe un mercado propio para ello debe considerarse parte del sector cultural. 

El concepto de industrias culturales no es nuevo, el teórico Adorno comenzó a utilizarlo en 1948 refiriéndose a las técnicas de reproducción industrial en la creación y difusión masiva de obras culturales. Más de medio siglo más tarde se observa que los modos de crear, producir, distribuir y disfrutar de los productos culturales se han ido modificando extraordinariamente. A raíz de la industrialización del mercado y por ende de la cultura pasa a un segundo plano el valor cultural de la creación y quedan relegados artistas y arte, la viabilidad mercantil se convierte en la indiscutible protagonista y por tanto la que rige no solo el sector cultural sino las propias políticas culturales. Pasando de una denominada cultura de mecenazgo a una cultura de mercado, de ahí que sea en el siglo XX cuando la profesionalización de la cultura crea propiamente dicho un mercado cultural y el desarrollo cultural se convierte en capital en nuestra sociedad.

Lo que está claro es que hay una visible dualidad entre creadores y economistas, podríamos decir que surge a raíz de la aparición del concepto de economía creativa que entiende la creatividad como ventaja comparativa para el desarrollo de los negocios y da lugar al concepto de industrias creativas que tienen potencial de producir riqueza y empleo a través de la explotación de diversos productos y prácticas culturales. Surge la necesidad por tanto de que artistas y economistas convengan en aunar criterios y fuerzas y es cuando la importante figura de los gestores culturales cobra una gran relevancia. Los gestores culturales deben ser camaleónicos y tienen un perfil muy dinámico y completo ya que convergen entre el artista y el mercado, vinculan la dimensión cultural con la economía y el mercado al mismo tiempo que velan por la protección de derechos, la propiedad intelectual y articulan políticas para promocionar y difundir el sector cultural y así potenciar el impacto económico de la cultura.

Por ello es necesario y conveniente ser críticos y reflexivos en nuestro papel de espectadores culturales siendo esencial discernir la necesidad e importancia del sector cultural en nuestra sociedad y en nuestra propia individualidad.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste

Quien no añade nada a sus conocimientos, los disminuye


Image and video hosting by TinyPic


miércoles, 8 de febrero de 2017

Jóvenes periodistas bien formados y mal pagados

¡BUENAS TARDES!


Adentrándonos en el fascinante mes de febrero tan caracterizado por el amor y las fiestas de Carnaval, os invito a disfrutar del día a día y de todo lo maravilloso que tenemos a nuestro alrededor, que es mucho y bueno.

Ya sabéis de mi predilección por escribir sobre temas periodísticos, pero esta semana en especial he sentido la imperiosa necesidad de escribir acerca de la profesión periodística y en particular de la lamentable situación de todos los jóvenes periodistas.

El artículo de hoy es extrapolable a cualquier profesión pero quiero centrarme e incidir en la mía ya que no solo es la que me afecta directamente sino que considero es uno de los problemas graves del ámbito periodístico.

La situación que vivimos en España tras prácticamente nueve años de imbatible crisis es bastante indignante a todos los niveles. Me gustaría centrarme en el ámbito laboral y en especial en todos los jóvenes que tras habernos estado formando durante años nos enfrentamos al injusto y desalmado mundo laboral protagonizado por la cruenta precariedad y falta de derechos en detrimento de todos los trabajadores. Dicen que somos la generación más preparada, pero también somos la que lo está teniendo más complicado en todos los aspectos, desde la búsqueda de empleo, la retribución de salarios, tipología de contratos, duración en la empresa, precarización, intrusismo, reconocimiento profesional, derechos laborales y así podría continuar ya que son muchos los factores que influyen negativamente en nuestra profesión.

Empezar a trabajar y hacerlo dignamente pareciera se ha convertido en una misión totalmente imposible, el reto de comenzar y adentrarse en el mundo laboral se está tornando cada vez más difícil y son muchas las dificultades para los jóvenes periodistas.

Debemos preguntarnos; ¿Hay esperanza?

La sociedad y nosotros mismos deberíamos tener más presente que los jóvenes periodistas somos el presente y futuro del Periodismo y por tanto los salvaguardas de la democracia.

Según el Informe de la Profesión Periodística 2016 publicado por la Asociación de la Prensa de Madrid los periodistas no reciben salarios dignos pero esta situación es aún más alarmante en los jóvenes periodistas, los cuales perciben mil euros o menos y la mayoría de ellos no tienen horario. 
Esto quiere decir que terminan trabajando más de cuarenta horas semanales y no tienen fijada una hora de salida por lo que al dedicar la vida al trabajo no disponen de tanta vida social ni de una buena conciliación laboral y personal. Por tanto estamos hablando de una tremenda precariedad laboral, por no hablar de la poca independencia, la censura y diversas presiones que reciben por parte de los medios, empresas, gobierno y distintos grupos de poder. Censura previa por parte del propio medio de comunicación que conscientes del gran poder e influencia de las informaciones, presiona a los propios periodistas y les obliga a utilizar los denostados eufemismos. Tan solo un 20% de periodistas afirma no haber tenido nunca presiones en su trabajo.

¿Hasta qué punto existe la objetividad a día de hoy en el Periodismo?

Y si hablamos de que muchos de los jóvenes periodistas menores de treinta años son los denominados falsos autónomos pero trabajan en plantilla y uno de cada tres autónomos cobra menos de mil euros al mes. Además del desbordante crecimiento de titulados que desequilibra la balanza ya que no hay una equidad entre puestos de trabajo y periodistas demandantes de empleo. 
Destacar la injusticia de los eternos becarios de la que una gran parte de ellos no reciben salarios y lo denigrante de esto es que esta situación parece se haya normalizado en nuestra sociedad sin que nadie haga nada.

Por ello es esencial y de urgente necesidad reconocer al Periodismo y el gran interés social que posee, darle su valor, mérito y respeto. Y por supuesto dar importancia y protagonismo a todos los jóvenes periodistas que embarcados en su ferviente vocación periodística han decidido aventurarse en un mundo arriesgado y desconcertante pero a la vez fascinante y encantador, en el mejor oficio del mundo. Démosle la importancia que merece.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste

El Periodismo es el mejor oficio del mundo



Image and video hosting by TinyPic


miércoles, 25 de enero de 2017

La infinitud de la eternidad

¡BUENOS DÍAS!

Terminando el primer mes del año, es un momento perfecto para hacer un pequeño parón en el camino y reflexionar acerca de este tramo y de todo lo que queremos cambiar, mejorar y conseguir.

La semana pasada me fue imposible publicar pero hoy vengo con un texto muy evocador para la sección del Rincón Literario, para estrenar el año de la mejor de las maneras, con letras y mucha inspiración.


La quietud y el movimiento se contraponen
trascienden lo efímero hasta alcanzar
aquello que algunos denominan eternidad
y otros gustan en llamarlo infinito.

Y es que la infinitud no es más que aquel
sentimiento de gloria máxima
que se siente cuando el amor te alcanza
y te apunta en lo más profundo del corazón.

Aquello que sin saberlo nos hace mejores personas
y nos ennoblece el alma.
Ese arrebato que nos inunda cuando queremos
detener el tiempo a nuestro antojo
para que el ferviente y poderoso amor 
que tenemos en nuestra mano, 
sea tan nuestro que el mundo 
quede reducido a nosotros, 
a ti y a mi, a nuestro profundo amor.



Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste

La inspiración no tiene limites posibles


Image and video hosting by TinyPic

lunes, 9 de enero de 2017

A por el 2017

¡BUENOS DÍAS!

 

Comenzamos el primer post del año y que mejor que hacerlo con una dosis de motivación, inspiración y positivismo para abordar este nuevo 2017 con energías renovadas y ganas de comernos el mundo.


Tras unos pocos días de descanso muy necesarios para descansar y disfrutar, vuelvo a la carga con mucha ilusión. Como ya decidí el año pasado en vez de hacer un texto a modo de balance y cierre del año, esta vez he optado nuevamente por escribir al arrancar el nuevo año un escrito en el que seamos capaces de concentrar todas nuestras ganas e ilusiones en todas las apasionantes aventuras que nos va a brindar el 2017.

Lo realmente importante es que creamos en nosotros mismos y estemos convencidos de que podemos lograr todo todo lo que nos propongamos. A partir de aquí tan solo debemos hacer una pequeña reflexión y balance de lo que hemos vivido y concentrar todas nuestras fuerzas y trabajo en lo queremos alcanzar.

No debemos marcarnos ni obsesionarnos en imposibles sino en pequeñas metas que queramos conseguir, estas pueden ser de muy diversa naturaleza; desde desterrar un mal hábito, mejorar una competencia, conseguir algo concreto como por ejemplo un trabajo, sacarnos un curso, perfeccionar alguna habilidad o hacer un viaje soñado. Y para ello se necesitan dos ingredientes esenciales, la constancia y el sacrificio serán nuestros mejores aliados en nuestra carrera de obstáculos hasta nuestro pequeño gran sueño.

Pero si algo os puedo aconsejar y por supuesto siempre que lo hago me incluyo a mi misma, es que disfrutemos de la preciosa aventura que la vida nos brinda y que tenemos por delante. Yo personalmente me he propuesto vivirla intensamente, con mucha pasión, entusiasmo y sin dejar en ningún momento de soñar y de ilusionarnos. Porque los sueños son los motores indispensables para que la vida transcurra más afablemente.

Tan solo me queda meter en mi equipaje dos imprescindibles para que el viaje sea aún más inspirador y nos empuje fuertemente hacia nuestros mayores deseos. El amor y las sonrisas deben acompañarnos diariamente para que nuestros baches sean más apacibles y el camino sea menos pedregoso.

Y ahora sí que sí, arrancamos este deseado 2017 con más emoción que nunca y nos embarcamos en una gran aventura en la que tenemos que encontrarnos con nosotros mismos, redescubrirnos y amar como nunca, sin olvidar soñar alto y volar lejos.




2017... allá vamos




Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Facebook: http://www.facebook.com/Paujournaliste
Instagram: Paujournaliste

Lucha por alcanzar tus mayores sueños

Image and video hosting by TinyPic


viernes, 23 de diciembre de 2016

Dignificar nuestra noble profesión periodística


¡BUENOS DÍAS!

Esta semana sin duda es una de las más especiales del año, no solo porque estamos cerrando este 2016 sino porque se celebran fiestas muy entrañables en las que compartimos con las personas que más queremos nuestro tiempo y eso es de las cosas más bellas e importantes que tiene la vida.

En este último artículo del año me gustaría hablar del Periodismo y hacer una reflexión acerca de mis impresiones, valoraciones y consideraciones al respecto, en definitiva de mi opinión como periodista y de cómo veo la profesión.

Es una realidad palpable que los ciudadanos necesitamos estar informados y los periodistas tenemos encomendado garantizar el derecho a la información, pese a que la sociedad de la información se transforme y camine a una velocidad excesiva. El mayor problema que observo al respecto es como parte de la sociedad por no decir la sociedad en si parece que hayan querido dar carpetazo a los periodistas pero no debemos cesar en nuestro intento y afán por sobrevivir y seguir haciendo buen periodismo. Sin duda nos reinventamos cada día para seguir informando y ofrecer lo mejor.

Es inconcebible el gran deterioro de las condiciones laborales y profesionales en las que desarrollamos nuestra profesión, se ha precarizado mucho el empleo y el sector y tenemos que hacer algo para dignificar nuestra noble profesión con la que sin ella la sociedad estaría destinada al caos social y la Democracia no podría subsistir. El paro, la falta de independencia y rigor, sobrecarga de trabajo, regulaciones de empleo, reducciones salariales y el intrusismo son los grandes gigantes con lo que tenemos que luchar. De ahí que las Asociaciones de Periodistas sean imprescindibles a la hora de proteger, dignificar, valorar y acreditar nuestra profesión. Tengamos presente por favor que no cualquiera es periodista.

Pero esta desalentadora y negra situación y realidad que llevamos ya atravesando demasiados años, no debe hacernos olvidar que el periodismo es más que la situación laboral, es una profesión eminentemente vocacional y que corre otros riesgos dignos de preocupación.

Si hay algo valioso entre todos los periodistas es la vocación desmedida y la gran satisfacción que sentimos con nuestro trabajo. Porque pese a todas las vicisitudes queremos seguir siendo periodistas y amamos nuestro trabajo y profesión. Es importante diferenciar el buen periodismo ya que hay muchos intereses en utilizar este noble oficio en aras de intereses inconfesables.

La satisfacción con el ejercicio de la profesión, la defensa de aspectos éticos y deontológicos y la búsqueda de la verdad nos llevarán al buen periodismo sea cual sea el soporte.
Hay que aproximarse a la verdad siendo críticos con la realidad, conocerla, analizarla y reflexionar acerca de ella.

Y ahora si, os deseo una muy FELIZ NAVIDAD a todos vosotros, que la felicidad y los buenos deseos nos acompañen en estas fechas tan lindas.

Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Instagram: Paujournaliste

Nuestro periodismo tiene futuro

Image and video hosting by TinyPic




martes, 13 de diciembre de 2016

Entrevista a Ángeles Romo

¡BUENOS DÍAS!


En el ecuador de diciembre y ya entrados prácticamente en el fin de año os propongo disfrutar intensamente de estos últimos días y comenzar a hacer ese pequeño balance que siempre es tan necesario y reconfortante.

Esta semana os traigo una entrevista muy especial y no solo porque sea la última del año. Quiero presentaros a Ángeles Romo, una joven y talentosa artista con mucho futuro y personalidad que va a revolucionar el ámbito artístico

En mi discurso siempre reivindico que la Cultura es algo esencial y muy necesaria tanto para los individuos como para la sociedad en su conjunto. Nuestra entrevistada Ángeles Romo, lleva esta misma línea en su discurso artístico, la reivindicación y la revolución reflexiva forman parte de su identidad como artista y su obra. Tratar con ella estos temas ha sido todo un placer y sobre todo acercarnos a sus comienzos artísticos, su entorno y filosofía. Una joven de Madrid de veinticinco años que se encuentra en una etapa muy apasionante e intensa. Nos habla de su interesante visión sobre el mundo que más le entusiasma y nos da su opinión sobre la situación actual de la Cultura y del mundo del Arte. Una interesante charla con una gran artista que apuesta alto por llegar a cumplir sus grandes y bellos sueños.


- ¿En qué momento y cómo descubriste el arte?
Descubrí el arte con cuatro añitos aproximadamente. Vengo de familia de artistas, tanto pintoras como bordadoras. Los primeros que me adentraron en el mundo fueron mis padres que siempre consideraron que mis dibujos iban más allá de la creatividad.

- ¿Cómo fue tu primera experiencia y encuentro con el universo artístico?
Mi primera experiencia que considero importante en mi trayectoria artística fue cuando me presenté con nueve años a un concurso de dibujo “Día de la madre” en el antiguo restaurante Planet Hollywood (Madrid). El concurso consistía en pintar sobre el papel-mantel tu idea sobre el amor materno. Para alegría mía salí ganadora.

- Tu verdadera vocación se encuentra en el mundo del arte o, ¿tienes otras inquietudes e intereses?
Mi verdadera vocación y profesión es el arte. Me encantan todas las disciplinas pero en especial la pintura y el dibujo. Amo también el arte textil, el bordado en especial, aunque nunca se haya considerado tanto un arte como una artesanía o labor.

- ¿Cómo fue tu relación de pequeña con el entorno cultural?
En un principio bien, iba a clases de pintura en una academia de mi barrio. Hasta los trece años que me subieron de nivel con gente bastante mayor que yo y cosas de la vida me aburrí y no lo volví a retomar hasta entrar en la universidad.  

- Cuéntanos tu paso por la universidad y qué supuso para ti estudiar y formarte en Bellas Artes.
El primer año fue fatídico, salí del bachiller de sociales sin tener claro mi futuro y entré en la Licenciatura de Bellas Artes sin ninguna expectativa clara. Mi nivel formativo en este ámbito era muy bajo (comparado con el de mis compañeros que habían hecho el bachiller de artes y llevaban años formándose en la academia). Poco a poco fui subiendo de nivel, comencé a centrarme y a sentir de nuevo esa pasión por el arte.
La carrera supuso un cambio brutal en mi manera de ver el mundo, creo que es una formación muy práctica y muy emocional. Ves el arte con un trasfondo muy elevado, más allá del sentido estético que se observa a simple vista.  

- ¿Qué fue lo que hizo que quisieras dedicarte al arte profesionalmente?
Las ganas de mejorar mi “pincelada”. El amor que siento y la tranquilidad que me produce pintar. Es algo que está intrínseco en mí. Soy feliz pintando, ilustrando y creo que hay que luchar por lo que uno ama y le hace feliz.

- Dentro del arte y en especial de la pintura, ¿tienes alguna especialización o disciplina que prefieras?
En la carrera me especialicé en artes plásticas. Después realicé un curso de experto en diseño de moda y más tarde un máster en pintura e ilustración.

- ¿Cómo ha sido tu camino antes de iniciarte profesionalmente en el sector artístico?
Ha sido y es muy complicado, en general es difícil entrar en el sector ya sea por la crisis o porque es un coto muy cerrado, pero siendo mujer y joven todavía lo es más. Siento que aún hay mucho sexismo y “edadismo” en este campo. Desde mi opinión, no se trata con la misma profesionalidad a un hombre que a una mujer de veinticinco años, aun siendo las dos personas igual de serias y constantes en su trabajo. Es un esfuerzo más el que tenemos que hacer las mujeres para ser consideradas competentes. Lo bueno es que siempre hay gente que elimina estos prejuicios y apuesta por ti, por tu obra.

- ¿Cuál es tu expresión artística predilecta?
La pintura y el dibujo, es la manera como mejor me expreso y con la que me siento más a gusto.

- ¿Cómo estás viviendo tu incipiente experiencia profesional?
Con muchísima ilusión de que vayan saliendo las cosas bien poco a poco y poder vivir del arte, que me hace tan feliz.

- Cómo se vive lo de ser una joven y talentosa artista, ¿tus sensaciones?
Se vive genial en el momento, cuando salen las cosas bien, pero no hay que olvidar que este sector es una montaña rusa. Y hay que ser muy constante para hoy estar en lo “alto” y mañana también.

- ¿Es difícil el acceso al mercado del arte para los jóvenes?; ¿Se puede vivir actualmente del arte en España?
Tienes que ser un todoterreno y buscarte las castañas como nadie para poder vivir en España del arte. Este país cada vez más falto de cultura no considera el arte como algo primordial, la consecuencia es que para el artista sea necesario “florecer” en otro lugar. 

- ¿Qué es lo que más te atrae de poder crear? y ¿lo más interesante de tu profesión?
Me atrae el resultado, como de una hoja en blanco y con cuatro herramientas súper básicas se pueden crear mundos que hagan sentir tanto. Lo más interesante es hacer crecer esos sentimientos en el espectador, que se sienta identificado con tu obra.

- Cómo definirías la filosofía de tu obra y qué es lo que intentas transmitir con ella.
Intento que mi obra siempre tenga un punto revolucionario por así decirlo, que tenga un trasfondo y haga reflexionar al espectador sobre tal o cual tema. No quiero que se quede en el simple sentido estético.

- Gran parte de tus proyectos están relacionados con el concepto de la mujer y la feminidad, ¿qué es lo que más te inspira del universo femenino en tus creaciones?
Me inspira la mujer como como luchadora, trabajadora y no como simple musa. Dos de mis proyectos van enfocados a la distorsionada imagen que crean los medios de comunicación sobre la mujer. Una mujer bella, frágil, débil y cosificada, creada para el disfrute masculino. Pienso que es hora de eliminar ese concepto tan irreal sobre la feminidad y darnos un respiro.

- ¿Qué visión tienes de la Cultura tal y como está planteada en nuestro país?
Falta mucho apoyo, se está recortando en campos, como la cultura, que en mi opinión son ámbitos muy importantes y necesarios para humanizarnos. El resultado es la creación de autómatas, que no tengan capacidad reflexiva para ver que esto es un problema social.

- ¿Cómo consideras que es la relación entre los medios de comunicación y la industria del arte?
La considero a día de hoy súper importante, gracias a la tecnología podemos nutrirnos del arte de profesionales de todo el mundo. Los medios de comunicación si funcionan correctamente son un buen vehículo para mostrar el arte internacional en todos los espacios.


Se crea una falsa imagen que no encaja en la vida de ninguna mujer


- ¿Qué opinión tienes acerca del sector museístico en España?
Sigo pensando que es un coto privado, si no tienes un renombre de años y años el paso te lo deniegan. Se fomenta muy poco la visibilidad de artistas emergentes, a pesar de poder ser mejores que cualquier otro artista reconocido.

- Consideras que las medidas impositivas por parte del gobierno con la subida del IVA han afectado al sector cultural, ¿en qué medida?
Por supuesto que han afectado y mucho, en una situación de crisis como la que estamos viviendo esto hace que la reducción del poder adquisitivo priorice los recursos en productos de primera necesidad, relegando a un segundo plano cuestiones culturales y artísticas.

- Observando la realidad actual, ¿qué opinión tienes de la Cultura en España, del ámbito artístico y en especial de la pintura?
Creo que hay grandísimos artistas en este país, soy seguidora de maestros del arte que por desgracia han tenido que luchar mil veces más por desarrollarse aquí que un artista en cualquier otro país. En el ámbito de la pintura conozco a cuatro artistas contados que no hayan tenido que marcharse de España para conseguir ser valorados.  


Es una pena que para ser considerado bueno tengas que huir de tu país


- ¿Qué consideras que hace falta para que el arte español consiga ser un gran referente nacional promotor y embajador de la cultura no solo en nuestro país sino a escala mundial?
Ayuda económica en primer lugar, ayuda visual y promoción artística.

- Volviendo al leit motiv principal de tus creaciones, ¿qué opinas del papel que se le da a la mujer en medios de comunicación y en la publicidad?; ¿Cómo debería ser bajo tu opinión?
Debería ser más realista. Se crea una falsa imagen que no encaja en la vida de ninguna mujer.
Sigue siendo una imagen machista y distorsionada, de mujeres jóvenes demasiado erotizadas y cosificadas. Con esto solo se consigue que no avancemos en temas de igualdad.

- La gente desconoce muchas veces lo propio y autóctono, ¿por qué crees que se presta más atención al arte fuera de nuestras fronteras?; ¿Qué está fallando en España para que no sepamos apreciar ni valorar los tesoros que tenemos?
Se apuesta muy poco por el arte español, ya sea en la pintura, el cine o la música.
La poca visibilidad de los artistas debido a las reducidas ayudas del estado es lo que provoca esta manera de ver lo propio. Es una pena que para ser considerado bueno tengas que huir de tu país. Creo que no es un tema específico del campo del arte, es general. Este país no apuesta por el emprendimiento, por la juventud y por el buen trabajo.


Disfrutar mucho y ser muy FELICES =)

Podéis seguirme en:
Twitter: @PaujournalisteB
Instagram: Paujournaliste

¿Qué pido del arte?
Pido que asombre, que perturbe, que convenza, que seduzca. 
La tarea de los artistas es incomodar a los seres humanos.

Image and video hosting by TinyPic